Compartir en:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedInPrint this page

LEY DEL NOTARIADO DE 1862

LEY DEL NOTARIADO DE 1862

Admin, 13/10/2015

LEY DEL NOTARIADO DE 28 DE MAYO DE 1862

(Ir al Reglamento Notarial)

 

ARTICULADO:

 

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

11   12   13   14   15   16   17   17 bis   18   19   20

21   22   23   24   25   26   27   28   29   30

31   32   33   34   35   36   37   38   39   40

41   42   43   44   45   46   47   48   49   50

51   52   53   54   55   56   57   58   59   60

61   62   63   64   65   66   67   68   69   70

71   72   73   74   75   76   77   78   79   80

81   82   83   DAd1ª

DTr1ª   DTr2ª   DTr3ª   DTr4ª   DTr5ª   DTr6ª

DTr7ª   DTr8ª   DTr9ª   DTr10ª   DTr11ª

ENLACES

 

ESTRUCTURA:

 

T√ćTULO PRIMERO: De los notarios

T√ćTULO II: Requisitos para obtener y ejercer la fe p√ļblica

T√ćTULO III: Del protocolo y copias del mismo que constituyen instrumento p√ļblico

T√ćTULO IV: De la propiedad y custodia de los protocolos e inspecci√≥n de las notar√≠as

T√ćTULO V: Del Gobierno y disciplina de los Notarios

T√ćTULO VI: Derechos y premios de los Notarios

T√ćTULO VII: Intervenci√≥n de los Notarios en expedientes y actas especiales

Disposiciones transitorias.

 

 

 

DO√ĎA ISABEL II,

Por la gracia de Dios y la Constituci√≥n Reina de las Espa√Īas.

A todos los que las presentes vieren y entendieren, sabed: que las Córtes han decretado y Nos sancionado lo siguiente:

T√ćTULO PRIMERO

De los notarios

Artículo 1.

El Notario es el funcionario p√ļblico autorizado para dar fe, conforme a las leyes, de los contratos y dem√°s actos extrajudiciales.

Habr√° en todo el Reino una sola clase de estos funcionarios.

* Ver artículo de  Fernando Gomá: Intervención de pólizas

 

Artículo 2.

El Notario que requerido para dar fe de cualquier acto p√ļblico o particular extrajudicial negare sin justa causa la intervenci√≥n de su oficio, incurrir√° en la responsabilidad a que hubiere lugar con arreglo a las leyes.

* Ver R. 10 de junio de 2013 Sistema notarial: negativa a autorizar una escritura de préstamo hipotecario.

Artículo 3.

Cada partido judicial constituye distrito de Notariado, dentro del cual se crear√°n tantas Notar√≠as cuantas se estimen necesarias para el servicio p√ļblico, tomando en cuenta la poblaci√≥n, la frecuencia y facilidad de las transacciones, las circunstancias de localidad y la decorosa subsistencia de los Notarios.

 

Artículo 4.

Al tiempo de la creación de las Notarías, fijará el Gobierno el punto de residencia de cada uno de los Notarios, oyendo a la Audiencia del territorio, al Gobernador de la provincia y a la Diputación provincial, y no podrá hacer alteraciones en lo sucesivo sino oyendo a la misma Audiencia y al Consejo de Estado.

 

Artículo 5.

Cada Notario formará por sí protocolo.

 

Artículo 6.

En caso de muerte, enfermedad, ausencia, inhabilitación o cualquiera otro género de imposibilidad de un Notario, se encargará del protocolo y le sustituirá el que al tiempo de la creación de las notarías haya sido designado para este objeto.

En los distritos judiciales cada uno de los Notarios sustituir√° al otro en caso de muerte, ausencia o imposibilidad.

Cuando esto no fuere posible por cualquier causa, el Juez de primera instancia habilitará sustituto accidental de entre los Notarios más inmediatos hasta la resolución del Gobierno, al cual dará parte por medio del Regente de la Audiencia.

Este, a su vez, dictar√° las disposiciones convenientes para asegurar el servicio p√ļblico hasta la resoluci√≥n del Gobierno.

El sustituto cesar√° en el desempe√Īo de su cargo tan luego como tome posesi√≥n el nuevamente electo, o deje de existir la imposibilidad del Notario a quien sustituya.

 

Artículo 7.

La residencia habitual de los Notarios ha de ser el punto designado en la creación de su respectivo oficio.

 

Artículo 8.

Los Notarios podrán ejercer indistintamente dentro del partido judicial en que se halle su Notaría.

Las poblaciones en que hubiere más de un Juzgado de primera instancia se reputarán, para el efecto de este artículo, como un solo partido judicial.

Ver artículo de Fermín Moreno Ayguadé, La Competencia Territorial Notarial

Ver R. 6 de julio de 2005. Competencia.  

Ver R. 16 de abril de 2013: acta de notoriedad para inmatricular fuera del distrito notarial.

 

Artículo 9.

El Ministro de Gracia y Justicia es el Notario mayor del Reino, con las atribuciones que hasta hoy ha ejercido.

 

T√ćTULO II

Requisitos para obtener y ejercer la fe p√ļblica

Artículo 10.

Los que aspiren a realizar las pruebas selectivas para el ingreso en el Notariado, deben reunir, en la fecha en que termine el plazo de presentación de las instancias, las condiciones siguientes:

1. Ser espa√Īol u ostentar la nacionalidad de cualquier pa√≠s miembro de la Uni√≥n Europea.

2. Ser mayor de edad.

3. No encontrarse comprendido en ninguno de los casos que incapacitan o imposibilitan para el ejercicio del cargo de Notario.

4. Ser Doctor o Licenciado en Derecho o haber concluido los estudios de esta Licenciatura.

Si el título procediera de un Estado miembro de la Unión Europea, deberá presentarse el certificado acreditativo del reconocimiento u homologación del título equivalente, conforme a la Directiva 89/48, de 21 de diciembre de 1988, al Real Decreto 1665/1991, de 24 de octubre y demás normas de transposición y desarrollo.

Texto original de 1962: Para ser Notario se requiere.
Ser espa√Īol y del estado seglar; haber cumplido veinticinco a√Īos; ser de buenas costumbres, y haber cursado los estudios y cumplido con los dem√°s requisitos que prevengan las leyes y reglamentos, o ser Abogados.
Se deroga por el art. 2 de la Ley de 13 de diciembre de 1940. Ref. BOE-A-1940-12803.El texto actual procede de la disposición adicional 18 de la Ley 24/2001, de 27 de diciembre. Ref. BOE-A-2001-24965.

Artículo 11.

Los Notarios ser√°n de nombramiento Real.

 

Artículo 12.

Las Notarías se proveerán por oposición ante las Audiencias, que propondrán al Gobierno a los tres opositores que crean más beneméritos.

 

Artículo 13.

Quedan abolidas las prestaciones de Fiat, media annata y otras de esta clase para obtener título de ejercicio.

Los Notarios pagaran por ejercer su cargo el impuesto al que est√°n sujetas las dem√°s profesiones an√°logas.

 

Artículo 14.

El Notario, para tomar posesi√≥n de su oficio, constituir√° en las Cajas del Estado, en calidad de fianza y como garant√≠a para el ejercicio de su cargo, un dep√≥sito en t√≠tulos de la Deuda p√ļblica que produzca una renta anual seg√ļn las condiciones de cada localidad, o acreditar√° que la disfruta en fincas propias, r√ļsticas o urbanas, y quedar√° suspenso cuando falten estas garant√≠as hasta que las reponga.

 

Artículo 15.

Los Notarios, para entrar en el ejercicio de su cargo, jurarán ante la Audiencia del territorio obediencia y fidelidad al Rey, guardar la Constitución y las leyes, y cumplir bien y lealmente su cargo.

 

Artículo 16.

El ejercicio del Notario es incompatible con todo cargo que lleve aneja jurisdicci√≥n, con cualquier empleo p√ļblico que devengue sueldo o gratificaci√≥n de los presupuestos generales, provinciales o municipales, y con los cargos que le obliguen a residir fuera de su domicilio.

Sin embargo, en los pueblos que pasen de 20.000 almas podr√°n admitir, aun fuera de su domicilio, los cargos de Diputados a Cortes o Diputados provinciales.

 

T√ćTULO III

Del protocolo y copias del mismo que constituyen instrumento p√ļblico

Artículo 17.

1. El Notario redactará escrituras matrices, intervendrá pólizas, extenderá y autorizará actas, expedirá copias, testimonios, legitimaciones y legalizaciones y formará protocolos y Libros-Registros de operaciones.

Las escrituras p√ļblicas tienen como contenido propio las declaraciones de voluntad, los actos jur√≠dicos que impliquen prestaci√≥n de consentimiento, los contratos y los negocios jur√≠dicos de todas clases.

Es escritura matriz la original que el Notario ha de redactar sobre el contrato o acto sometido a su autorización, firmada por los otorgantes, por los testigos instrumentales, o de conocimiento en su caso, y firmada y signada por el mismo Notario.

Es primera copia el traslado de la escritura matriz que tiene derecho a obtener por primera vez cada uno de los otorgantes. A los efectos del art√≠culo 517.2.4.¬ļ de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento civil, se considerar√° t√≠tulo ejecutivo aquella copia que el interesado solicite que se expida con tal car√°cter. Expedida dicha copia el Notario insertar√° mediante nota en la matriz su fecha de expedici√≥n e interesado que la solicit√≥.

Las pólizas intervenidas tienen como contenido exclusivo los actos y contratos de carácter mercantil y financiero que sean propios del tráfico habitual y ordinario de al menos uno de sus otorgantes, quedando excluidos de su ámbito los demás actos y negocios jurídicos, especialmente los inmobiliarios.

El Notario conservará en su Libro-Registro o en su protocolo ordinario el original de la póliza, en los términos que reglamentariamente se disponga.

A los efectos de lo dispuesto en el art√≠culo 517.2.5.¬ļ de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento civil, se considerar√° t√≠tulo ejecutivo el testimonio expedido por el Notario del original de la p√≥liza debidamente conservada en su Libro-Registro o la copia autorizada de la misma, acompa√Īada de la certificaci√≥n a que se refiere el art√≠culo 572.2 de la citada Ley.

Las actas notariales tienen como contenido la constatación de hechos o la percepción que de los mismos tenga el Notario, siempre que por su índole no puedan calificarse de actos y contratos, así como sus juicios o calificaciones.

Se entiende por protocolo la colecci√≥n ordenada de las escrituras matrices autorizadas durante un a√Īo, y se formalizar√° en uno o m√°s tomos encuadernados, foliados en letra y con los dem√°s requisitos que se determinen en las instrucciones del caso. En el Libro-Registro figurar√°n por su orden, separada y diariamente, todas las operaciones en que hubiesen intervenido.

2. A los efectos de la debida colaboraci√≥n del Notario y de su organizaci√≥n corporativa con las Administraciones p√ļblicas, los notarios estar√°n obligados a llevar √≠ndices informatizados y, en su caso, en soporte papel de los documentos protocolizados e intervenidos. El Notario deber√° velar por la m√°s estricta veracidad de dichos √≠ndices, as√≠ como por su correspondencia con los documentos p√ļblicos autorizados e intervenidos, y ser√° responsable de cualquier discrepancia que exista entre aquellos y estos, as√≠ como del incumplimiento de sus plazos de remisi√≥n. Reglamentariamente se determinar√° el contenido de tales √≠ndices, pudi√©ndose delegar en el Consejo General del Notariado la adici√≥n de nuevos datos, as√≠ como la concreci√≥n de sus caracter√≠sticas t√©cnicas de elaboraci√≥n, remisi√≥n y conservaci√≥n.

El Consejo General del Notariado formar√° un √≠ndice √ļnico informatizado con la agregaci√≥n de los √≠ndices informatizados que los notarios deben remitir a los Colegios Notariales. A estos efectos, con la periodicidad y en los plazos reglamentariamente establecidos, los notarios remitir√°n los √≠ndices telem√°ticamente a trav√©s de su red corporativa y con las garant√≠as debidas de confidencialidad a los Colegios Notariales, que los remitir√°n, por id√©ntico medio, al Consejo General del Notariado.

3. Corresponder√° al Consejo General del Notariado proporcionar informaci√≥n estad√≠stica en el √°mbito de su competencia, as√≠ como suministrar cuanta informaci√≥n del √≠ndice sea precisa a las Administraciones p√ļblicas que, conforme a la Ley, puedan acceder a su contenido, a cuyo efecto podr√° crear una unidad especializada.

En particular, y sin perjuicio de otras formas de colaboraci√≥n que puedan resultar procedentes, el Consejo General del Notariado suministrar√° a las Administraciones tributarias la informaci√≥n contenida en el √≠ndice √ļnico informatizado con trascendencia tributaria que precisen para el cumplimiento de sus funciones estando a lo dispuesto en el art√≠culo 94.5 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, permitir√° el acceso telem√°tico directo de las Administraciones tributarias al √≠ndice y recabar√° del Notario para su posterior remisi√≥n la copia del instrumento p√ļblico a que se refiera la solicitud de informaci√≥n cuando √©sta se efect√ļe a trav√©s de dicho Consejo.

* Ver art√≠culo de Vicente Sim√≥ Sevilla sobre el Repositorio de Personas. * Ver R. 6 de junio de 2014, del Sistema Notarial: Notario como testigo.Se modifica por el art. 6.1 de la Ley 36/2006, de 29 de noviembre.¬†Ref. BOE-A-2006-20843.Texto vigente entre el 19 de junio de 1862 y el 30 de noviembre de 2006:“El Notario redactar√° escrituras matrices, expedir√° copias y formar√° protocolos.
Es escritura matriz la original que el Notario ha de redactar sobre el contrato o acto sometido a su autorización, firmada por los otorgantes, por los testigos instrumentales, o de conocimiento en su caso, y firmada y signada por el mismo Notario.
Es primera copia el traslado de la escritura matriz que tiene derecho a obtener por primera vez cada uno de los otorgantes.
Se entiende por protocolo la colecci√≥n ordenada de las escrituras matrices autorizadas durante un a√Īo, y se formalizar√° en uno o m√°s tomos encuadernados, foliados en letra y con los dem√°s requisitos que se determinen en las instrucciones del caso.

Artículo 17 bis.

1. Los instrumentos p√ļblicos a que se refiere el art√≠culo 17 de esta Ley, no perder√°n dicho car√°cter por el s√≥lo hecho de estar redactados en soporte electr√≥nico con la firma electr√≥nica avanzada del notario y, en su caso, de los otorgantes o intervinientes, obtenida la de aqu√©l de conformidad con la Ley reguladora del uso de firma electr√≥nica por parte de notarios y dem√°s normas complementarias.

2. Reglamentariamente se regular√°n los requisitos indispensables para la autorizaci√≥n o intervenci√≥n y conservaci√≥n del instrumento p√ļblico electr√≥nico en lo no previsto en este art√≠culo.

En todo caso, la autorizaci√≥n o intervenci√≥n notarial del documento p√ļblico electr√≥nico ha de estar sujeta a las mismas garant√≠as y requisitos que la de todo documento p√ļblico notarial y producir√° los mismos efectos. En consecuencia:

a) Con independencia del soporte electr√≥nico, inform√°tico o digital en que se contenga el documento p√ļblico notarial, el notario deber√° dar fe de la identidad de los otorgantes, de que a su juicio tienen capacidad y legitimaci√≥n, de que el consentimiento ha sido libremente prestado y de que el otorgamiento se adecua a la legalidad y a la voluntad debidamente informada de los otorgantes o intervinientes.

b) Los documentos p√ļblicos autorizados por Notario en soporte electr√≥nico, al igual que los autorizados sobre papel, gozan de fe p√ļblica y su contenido se presume veraz e √≠ntegro de acuerdo con lo dispuesto en esta u otras leyes.

3. Las copias autorizadas de las matrices podr√°n expedirse y remitirse electr√≥nicamente, con firma electr√≥nica avanzada, por el notario autorizante de la matriz o por quien le sustituya legalmente. Dichas copias s√≥lo podr√°n expedirse para su remisi√≥n a otro notario o a un registrador o a cualquier √≥rgano de las Administraciones p√ļblicas o jurisdiccional, siempre en el √°mbito de su respectiva competencia y por raz√≥n de su oficio. Las copias simples electr√≥nicas podr√°n remitirse a cualquier interesado cuando su identidad e inter√©s leg√≠timo le consten fehacientemente al notario.

4. Si las copias autorizadas, expedidas electrónicamente, se trasladan a papel, para que conserven la autenticidad y garantía notarial, dicho traslado deberá hacerlo el notario al que se le hubiesen remitido.

5. Las copias electrónicas se entenderán siempre expedidas por el notario autorizante del documento matriz y no perderán su carácter, valor y efectos por el hecho de que su traslado a papel lo realice el notario al que se le hubiese enviado, el cual signará, firmará y rubricará el documento haciendo constar su carácter y procedencia.

6. Tambi√©n podr√°n los registradores de la propiedad y mercantiles, as√≠ como los √≥rganos de las Administraciones p√ļblicas y jurisdiccionales, trasladar a soporte papel las copias autorizadas electr√≥nicas que hubiesen recibido, a los √ļnicos y exclusivos efectos de incorporarlas a los expedientes o archivos que correspondan por raz√≥n de su oficio en el √°mbito de su respectiva competencia.

7. Las copias electrónicas sólo serán válidas para la concreta finalidad para la que fueron solicitadas, lo que deberá hacerse constar expresamente en cada copia indicando dicha finalidad.

8. En lo no previsto en esta norma, la expedición de copia electrónica queda sujeta a lo previsto para las copias autorizadas en la Ley notarial y en su Reglamento.

Artículo 18.

No podrán expedirse segundas o posteriores copias de la escritura matriz sino en virtud de mandato judicial, y con citación de los interesados o del Promotor fiscal cuando se ignoren éstos o estén ausentes del pueblo en que esté la Notaría.

Será innecesaria dicha citación en los actos unilaterales, y aun en los demás cuando pidan la copia todos los interesados.

Ver artículo de  José Clemente Vázquez López, Expedición de copias autorizadas

 

Artículo 19.

Los Notarios autorizar√°n todos los instrumentos p√ļblicos con su firma, y con la r√ļbrica y signo que propongan y se les d√© al expedirles los t√≠tulos de ejercicio.

No podr√°n variar en lo sucesivo, sin Real autorizaci√≥n, la r√ļbrica ni el signo.

En cada Audiencia habr√° un libro en que los Notarios pongan su firma, r√ļbrica y signo despu√©s de haber jurado su plaza.

 

Artículo 20.

No podr√°n autorizar los Notarios ning√ļn instrumento p√ļblico inter vivos sin la presencia al menos de dos testigos.

Artículo 21.

No podr√°n ser testigos en los instrumentos p√ļblicos los parientes, escribientes o criados del Notario autorizante.

Tampoco podr√°n serlo los parientes de las partes interesadas en los instrumentos, ni los del Notario, unos y otros dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad.

 

Artículo 22.

Ning√ļn Notario podr√° autorizar contratos que contengan disposici√≥n en su favor, o en que alguno de los otorgantes sea pariente suyo dentro del cuarto grado civil o segundo de afinidad.

* Ver artículo de  Antonio Ripoll Jaén: UNA INCOMPATIBILIDAD NOTARIAL OLVIDADA

 

Artículo 23.

Los notarios dar√°n fe en las escrituras p√ļblicas y en aquellas actas que por su √≠ndole especial lo requieran de que conocen a las partes o de haberse asegurado de su identidad por los medios supletorios establecidos en las leyes y reglamentos.

Serán medios supletorios de identificación, en defecto del conocimiento personal del Notario, los siguientes:

a) La afirmación de dos personas, con capacidad civil, que conozcan al otorgante y sean conocidas del Notario, siendo aquéllos responsables de la identificación.

b) La identificaci√≥n de una de las partes contratantes por la otra, siempre que de esta √ļltima d√© fe de conocimiento el Notario.

c) La referencia a carnets o documentos de identidad con retrato y firma expedidos por las autoridades p√ļblicas, cuyo objeto sea identificar a las personas.

El Notario en este caso responderá de la concordancia de los datos personales, fotografía y firma estampados en el documento de identidad exhibido, con las del compareciente.

d) El cotejo de firma con la indubitada de un instrumento p√ļblico anterior en que se hubiere dado por el Notario fe de conocimiento del firmante.

El Notario que diere fe de conocimiento de alguno de los otorgantes, inducido a error sobre la personalidad de estos por la actuaci√≥n maliciosa de ellos mismos o de otras personas, no incurrir√° en responsabilidad criminal, la cual ser√° exigida √ļnicamente cuando proceda con dolo. En tal supuesto el Notario, sin perjuicio de lo anterior, ser√° inmediatamente sometido a expediente de correcci√≥n disciplinaria con la obligaci√≥n de indemnizar los da√Īos y perjuicios que se hayan producido por tal error a terceros interesados.

Si se trata de escrituras p√ļblicas relativas a actos o contratos por los que se adquieran, declaren, constituyan, transmitan, graven, modifiquen o extingan el dominio y los dem√°s derechos reales sobre bienes inmuebles, o a cualesquiera otros con trascendencia tributaria, los comparecientes acreditar√°n ante el Notario autorizante sus n√ļmeros de identificaci√≥n fiscal y los de las personas o entidades en cuya representaci√≥n act√ļen, de los que quedar√° constancia en la escritura.

Texto original vigente entre 1862 y el 7 de enero de 1947:Los Notarios dar√°n fe en los instrumentos p√ļblicos de que conocen a las partes o de haberse asegurado de su conocimiento por el dicho de los testigos instrumentales, o de otros dos que las conozcan, y que se llamar√°n por tanto testigos de conocimiento.
También darán fe de la vecindad y profesión de los otorgantes.
En los casos graves y extraordinarios en que no sea posible consignar por completo estas circunstancias, expresaran cuanto sobre ello les conste de propia ciencia, y manifiesten los testigos instrumentales y de conocimiento.
Se modifica por el art. √ļnico de la Ley 18 de diciembre de 1946.¬†Ref. BOE-A-1946-12624.¬†Texto vigente entre el 8 de enero de 1947 y el 30 de noviembre de 2006:Los Notarios dar√°n fe en las escrituras p√ļblicas y en aquellas actas que por su √≠ndole especial lo requieran de que conocen a las partes o de haberse asegurado de su identidad por los medios supletorios establecidos en las Leyes y Reglamentos.
Serán medios supletorios de identificación, en defecto del conocimiento personal del Notario:
a) La afirmación de dos personas, con capacidad civil, que conozcan al otorgante y sean conocidas del Notario, siendo responsables de la identificación.
b) La identificaci√≥n de una de las partes contratantes por la otra, siempre que de esta √ļltima d√© fe de conocimiento el Notario.
c) La referencia o carnets o documentos de identidad con retrato y firma expedidos por las autoridades p√ļblicas, cuyo objeto sea identificar a las personas.
El Notario en este caso responderá de la concordancia de los datos personales, fotografía y firma estampados en el documento de identidad exhibido, con las del compareciente.
d) El cotejo de firma con la indubitada de un instrumento p√ļblico anterior en que se hubiere dado por el Notario fe de conocimiento del firmante.
El Notario que diere fe de conocimiento de alguno de los otorgantes, inducido a error sobre la personalidad de √©stos por la actuaci√≥n maliciosa de los mismos o de otras personas, no incurrir√° en responsabilidad criminal, la cual ser√° exigida √ļnicamente cuando proceda con dolo, pero ser√° inmediatamente sometido a expediente de correcci√≥n disciplinaria con la obligaci√≥n de indemnizar los da√Īos y perjuicios que se hayan producido por tal error a terceros interesados.
Se modifica por el art. 6.2 de la Ley 36/2006, de 29 de noviembre. Ref. BOE-A-2006-20843.

 

Artículo 24.

En todo instrumento p√ļblico consignar√° el Notario su nombre y vecindad, los nombres y vecindad de los testigos, y el lugar, a√Īo y d√≠a del otorgamiento.

Los notarios en su consideraci√≥n de funcionarios p√ļblicos deber√°n velar por la regularidad no s√≥lo formal sino material de los actos o negocios jur√≠dicos que autorice o intervenga, por lo que est√°n sujetos a un deber especial de colaboraci√≥n con las autoridades judiciales y administrativas.

En consecuencia, este deber especial exige del Notario el cumplimiento de aquellas obligaciones que en el √°mbito de su competencia establezcan dichas autoridades.

En las escrituras relativas a actos o contratos por los que se declaren, transmitan, graven, modifiquen o extingan a título oneroso el dominio y los demás derechos reales sobre bienes inmuebles se identificarán, cuando la contraprestación consistiere en todo o en parte en dinero o signo que lo represente, los medios de pago empleados por las partes. A tal fin, y sin perjuicio de su ulterior desarrollo reglamentario, deberá identificarse si el precio se recibió con anterioridad o en el momento del otorgamiento de la escritura, su cuantía, así como si se efectuó en metálico, cheque, bancario o no, y, en su caso, nominativo o al portador, otro instrumento de giro o bien mediante transferencia bancaria.

Igualmente, en las escrituras p√ļblicas citadas el Notario deber√° incorporar la declaraci√≥n previa del movimiento de los medios de pago aportadas por los comparecientes cuando proceda presentar √©sta en los t√©rminos previstos en la legislaci√≥n de prevenci√≥n del blanqueo de capitales. Si no se aportase dicha declaraci√≥n por el obligado a ello, el Notario har√° constar esta circunstancia en la escritura y lo comunicar√° al √≥rgano correspondiente del Consejo General del Notariado.

En las escrituras p√ļblicas a las que se refieren este art√≠culo y el art√≠culo 23 de esta Ley, el Consejo General del Notariado suministrar√° a la Administraci√≥n tributaria, de acuerdo con lo dispuesto en el art√≠culo 17 de esta Ley, la informaci√≥n relativa a las operaciones en las que se hubiera incumplido la obligaci√≥n de comunicar al Notario el n√ļmero de identificaci√≥n fiscal para su constancia en la escritura, as√≠ como los medios de pago empleados y, en su caso, la negativa a identificar los medios de pago. Estos datos deber√°n constar en los √≠ndices informatizados.

¬†Texto original vigente entre 1862 y el 30 de noviembre de 2006:“En todo instrumento p√ļblico consignar√° el Notario su nombre y vecindad, los nombres y vecindad de los testigos, y el lugar, a√Īo y d√≠a del otorgamiento.
Los notarios en su consideraci√≥n de funcionarios p√ļblicos deber√°n velar por la regularidad no s√≥lo formal sino material de los actos o negocios jur√≠dicos que autorice o intervenga, por lo que est√°n sujetos a un deber especial de colaboraci√≥n con las autoridades judiciales y administrativas.
En consecuencia, este deber especial exige del Notario el cumplimiento de aquellas obligaciones que en el √°mbito de su competencia establezcan dichas autoridades.
En las escrituras relativas a actos o contratos por los que se declaren, transmitan, graven, modifiquen o extingan a título oneroso el dominio y los demás derechos reales sobre bienes inmuebles se identificarán, cuando la contraprestación consistiere en todo o en parte en dinero o signo que lo represente, los medios de pago empleados por las partes. A tal fin, y sin perjuicio de su ulterior desarrollo reglamentario, deberá identificarse si el precio se recibió con anterioridad o en el momento del otorgamiento de la escritura, su cuantía, así como si se efectuó en metálico, cheque, bancario o no, y, en su caso, nominativo o al portador, otro instrumento de giro o bien mediante transferencia bancaria.
Igualmente, en las escrituras p√ļblicas citadas el Notario deber√° incorporar la declaraci√≥n previa del movimiento de los medios de pago aportadas por los comparecientes cuando proceda presentar √©sta en los t√©rminos previstos en la legislaci√≥n de prevenci√≥n del blanqueo de capitales. Si no se aportase dicha declaraci√≥n por el obligado a ello, el Notario har√° constar esta circunstancia en la escritura y lo comunicar√° al √≥rgano correspondiente del Consejo General del Notariado.
En las escrituras p√ļblicas a las que se refieren este art√≠culo y el art√≠culo 23 de esta Ley, el Consejo General del Notariado suministrar√° a la Administraci√≥n tributaria, de acuerdo con lo dispuesto en el art√≠culo 17 de esta Ley, la informaci√≥n relativa a las operaciones en las que se hubiera incumplido la obligaci√≥n de comunicar al Notario el n√ļmero de identificaci√≥n fiscal para su constancia en la escritura, as√≠ como los medios de pago empleados y, en su caso, la negativa a identificar los medios de pago. Estos datos deber√°n constar en los √≠ndices informatizados.

Artículo 25.

Los instrumentos p√ļblicos se redactar√°n en lengua castellana, y se escribir√°n con letra clara, sin abreviaturas y sin blancos.

Tampoco podrán usarse en ellos guarismos en la expresión de fechas o cantidades.

Los Notarios darán fe de haber leído a las partes y a los testigos instrumentales la escritura íntegra, o de haberles permitido que la lean, a su elección, antes de que la firmen, y a los de conocimiento lo que a ellos se refiera, y de haber advertido a unos y a otros que tienen el derecho de leerla por sí.

 

Artículo 26.

Serán nulas las adiciones, apostillas, entrerenglonaduras, raspaduras y testados en las escrituras matrices, siempre que no se salven al fin de éstas con aprobación expresa de las partes y firmas de los que deban de suscribir el instrumento.

 

Artículo 27.

Ser√°n nulos los instrumentos p√ļblicos:

1.¬ļ Que contengan alguna disposici√≥n a favor del Notario que los autorice.

2.¬ļ En que sean testigos los parientes de las partes en ellos interesadas en el grado de que queda hecho m√©rito, o los parientes, escribientes o criados del mismo Notario.

3.¬ļ Aquellos en que el Notario no de fe del conocimiento de los otorgantes, o no supla esta diligencia en la forma establecida en el art√≠culo 23 de esta Ley, o en que no aparezcan las firmas de las partes y testigos cuando deban hacerlo, y la firma, r√ļbrica y signo del notario.

 

Artículo 28.

No producirán efecto las disposiciones a favor de parientes, dentro del grado anteriormente prohibido, del que autorizó el instrumento en que se hicieron.

 

Artículo 29.

Lo dispuesto en los art√≠culos que preceden, relativamente a la forma de los instrumentos y al n√ļmero y cualidades de los testigos, y a la capacidad de adquirir lo dejado o mandado por el testador, no es aplicable a los testamentos, y dem√°s disposiciones mortis causa, en las cuales regir√° la Ley o leyes especiales del caso.

* Ver R. 1 de junio de 2013: determinación de sustitutos por el testamento del sustituido.

 

Artículo 30.

(Derogado)

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Texto original vigente entre 1862 y el 9 de enero de 1986:¬†“Las escrituras autorizadas por Notario har√°n fe en la provincia en que resida.¬†Para hacerla en las dem√°s provincias, deber√° ser legalizada la firma del Notario autorizante por otros dos Notarios del mismo partido judicial, √≥ por el Visto Bueno del Juez de primera instancia, que pondr√° el sello del Juzgado.”Se deroga por el art. 2 de la Ley 43/1985, de 19 de diciembre.¬†Ref. BOE-A-1985-26579.¬†

Artículo 31.

Sólo el Notario a cuyo cargo esté legalmente el protocolo podrá dar copias de él.

 

Artículo 32.

Ni la escritura matriz ni el libro protocolo podrán ser extraídos del edificio en que se custodien, ni aun por Decreto judicial u orden superior, salva para su traslación al archivo correspondiente y en los casos de fuerza mayor.

Podrá, sin embargo, ser desglosada del protocolo la escritura matriz contra la cual aparezcan indicios o méritos bastantes para considerarla cuerpo de un delito, precediendo al efecto providencia del juzgado que conozca de él, y dejando en todo caso testimonio literal de aquélla, con intervención del Ministerio Fiscal.

Los Notarios no permitir√°n tampoco sacar de su archivo ning√ļn documento que se halle bajo su custodia por raz√≥n de su oficio, ni dejar√°n examinarlo en todo ni en parte, como ni tampoco el protocolo, no precediendo Decreto judicial, sino a las partes interesadas con derecho adquirido, sus herederos o causa-habientes. En los casos, sin embargo, determinados por las leyes, y en virtud de mandamiento judicial, pondr√°n de manifiesto en sus archivos el protocolo o protocolos a fin de extender en su virtud las diligencias que se hallen acordadas.

 

Artículo 33.

Los Notarios remitir√°n por conducto del Juez de primera instancia del partido al Regente de la Audiencia, en los ocho primeros d√≠as de cada mes, √≠ndices de las escrituras matrices otorgadas en el anterior, expresando los n√ļmeros ordinales de √©stas en el protocolo.

En los índices se expresará, respecto de cada instrumento, el nombre de los otorgantes, el de los testigos instrumentales, el de los testigos de conocimiento en su caso, la fecha del otorgamiento y el objeto del acto o contrato.

 

Artículo 34.

Los Notarios llevar√°n un libro reservado, en que insertar√°n, con la numeraci√≥n correspondiente, copia de la carpeta de los testamentos y codicilos cerrados, cuyo otorgamiento hubieren autorizado, y los protocolos de los testamentos y codicilos abiertos cuando los testadores lo solicitaren, y remitir√°n un √≠ndice reservado tambi√©n al Regente de la Audiencia por conducto del Juez de primera instancia, en los t√©rminos establecidos en el art√≠culo anterior. No es necesario que haya un libro para cada a√Īo.

 

Artículo 35.

Salvo que otra cosa dispongan los Convenios Internacionales, las Comisiones rogatorias extrajudiciales, de carácter civil o mercantil, que tengan por objeto la notificación o entrega de documentos, podrán practicarse notarialmente en los términos que reglamentariamente se establezcan.

Texto original vigente entre 1862 y el 6 de enero de 1991:“Llevar√°n adem√°s un protocolo reservado en que pondr√°n las escrituras matrices de reconocimiento de los hijos naturales, cuando no quieran los interesados que consten en el registro general. Remitir√°n tambi√©n de las escrituras as√≠ protocolizadas √≠ndice reservado por conducto del Juez de primera instancia al Regente de la Audiencia, y no necesitar√°n formar en cada a√Īo protocolo diferente.”Se modifica por la disposici√≥n adicional de la Ley 18/1990, de 17 de diciembre.¬†Ref. BOE-A-1990-30520.

 

T√ćTULO IV

De la propiedad y custodia de los protocolos e inspección de las notarías

Artículo 36.

Los protocolos pertenecen al Estado. Los Notarios los conservar√°n, con arreglo a las leyes, como archiveros de los mismos y bajo su responsabilidad.

 

Artículo 37.

Habr√° en cada Audiencia, y bajo su inspecci√≥n, un archivo general de escrituras p√ļblicas.

Estos archivos se formar√°n con los protocolos de las Notar√≠as comprendidas en el territorio respectivo de cada Audiencia que cuenten m√°s de veinticinco a√Īos de fecha. Los veinticinco protocolos m√°s modernos formar√°n el archivo del Notario a cuyo cargo est√© la Notar√≠a, que remitir√° anualmente, en fin de Diciembre, con seguridad, al regente de la Audiencia, el protocolo que debe ser depositado en el archivo general.

El libro y protocolo reservados a que se refieren los art√≠culos 34 y 35 de esta Ley se remitir√°n en igual forma a los veinticinco a√Īos de haberse abierto.

 

Artículo 38.

En los casos de vacante de una Notar√≠a, y de inhabilitaci√≥n o incapacidad de un Notario, el que con arreglo al art√≠culo 6.¬į de esta Ley deba encargarse de la Notar√≠a recibir√° bajo inventario los protocolos y dem√°s documentos para entregarlos con igual formalidad al mismo notario, si se habilitase, o en otro caso a su sucesor en el oficio.

El Juez de primera instancia en las cabezas de partido, y el de paz en los dem√°s pueblos, intervendr√°n en el inventario y en la entrega.

 

Artículo 39.

En el caso de inutilizarse el todo o parte de un protocolo, el Notario dará cuenta al Juez y al Promotor fiscal del partido, y éstos respectivamente al Regente y Fiscal de la Audiencia, para que instruido con citación de partes el oportuno expediente, cotejados los índices y libros, y examinados los Registros de Hipotecas, se repongan en la parte posible los protocolos y los libros.

* Ver Luis Lorenzo Serra: “P√©rdida de una matriz del Protocolo Notarial.

 

Artículo 40.

Los Jueces de primera instancia visitarán cuando lo estimen conveniente las Notarías comprendidas en su partido.

El Gobierno y el Regente de la Audiencia podrán decretar visitas extraordinarias, para las que sólo nombrarán Magistrados, Jueces o individuos del Ministerio Fiscal.

 

T√ćTULO V

Del Gobierno y disciplina de los Notarios

Artículo 41.

Habr√° Colegios de Notarios en los puntos que el Gobierno designe.

A cada Colegio pertenecer√°n todos los Notarios del territorio se√Īalado al mismo.

 

Artículo 42.

Los Colegios serán dirigidos por Juntas, y en ellas tendrán la Autoridad judicial, y el Ministerio Fiscal la intervención que se establezca en los reglamentos.

 

Artículo 43.

Por faltas de disciplina y otras que puedan afectar al decoro de la profesión, podrán las Juntas directivas de los Colegios amonestar a los Notarios, reprenderlos por escrito y multarlos gubernativamente hasta en cantidad de 25 duros. En caso de reincidencia, darán parte a las Audiencias, las cuales podrán multar hasta en 100 duros, dando conocimiento además al Ministerio de Gracia y Justicia para que se ponga nota en los respectivos expedientes de los Notarios, todo sin perjuicio de lo demás que procediere en justicia, y salvas también cualesquiera otras atribuciones disciplinarias de los jueces y Audiencias.

 

Artículo 44.

Los Notarios no podrán ser suspensos ni privados de oficio gubernativamente, exceptuando, en cuanto a la suspensión, el caso prevenido en el artículo 14.

 

T√ćTULO VI

Derechos y premios de los Notarios

Artículo 45.

El Gobierno, oídas las Audiencias, presentará a las Cortes el correspondiente proyecto de Ley para establecer el arancel que fije los derechos notariales.

 

Artículo 46.

El Notario que se inutilizare para el ejercicio de su profesión por librar los protocolos de inundación, incendio u otra fuerza mayor, tendrá derecho a una pensión.

Si muriese por la misma causa, su viuda e hijos menores tendr√°n igual derecho.

 

Disposiciones generales

Artículo 47.

El Gobierno dictar√° las instrucciones y reglamentos que sean necesarios para el cumplimiento de esta Ley.

 

Artículo 48.

Se declaran derogadas las leyes, disposiciones y costumbres generales o locales contrarias a su tenor.

 

 

T√ćTULO VII

Intervención de los Notarios en expedientes y actas especiales

CAP√ćTULO I

Reglas generales

Artículo 49.

Los Notarios intervendr√°n en los expedientes especiales autorizando actas o escrituras p√ļblicas:

1.¬ļ Cuando el expediente tenga por objeto la declaraci√≥n de voluntad de quien lo inste o la realizaci√≥n de un acto jur√≠dico que implique prestaci√≥n de consentimiento, el Notario autorizar√° una escritura p√ļblica.

2.¬ļ Cuando el expediente tenga por objeto la constataci√≥n o verificaci√≥n de un hecho, la percepci√≥n del mismo, as√≠ como sus juicios o calificaciones, el Notario proceder√° a extender y autorizar un acta.

Artículo 50.

1. En el mes de enero de cada a√Īo se interesar√° por parte del Decano de cada Colegio Notarial de los distintos Colegios profesionales, de entidades an√°logas, as√≠ como de las Academias e instituciones culturales y cient√≠ficas que se ocupen del estudio de las materias correspondientes al objeto de la pericia el env√≠o de una lista de colegiados o asociados dispuestos a actuar como peritos, que estar√° a disposici√≥n de los Notarios en el Colegio Notarial. Igualmente podr√°n solicitar formar parte de esa lista aquellos profesionales que acrediten conocimientos necesarios en la materia correspondiente, con independencia de su pertenencia o no a un Colegio Profesional. La primera designaci√≥n de cada lista se efectuar√° por sorteo realizado en presencia del Decano del Colegio Notarial, y a partir de ella se efectuar√°n por el Colegio las siguientes designaciones por orden correlativo conforme sean solicitadas por los Notarios que pertenezcan al mismo.

2. Cuando haya de designarse perito a persona sin t√≠tulo oficial, pr√°ctica o entendida en la materia, previa citaci√≥n de las partes, se realizar√° la designaci√≥n por el procedimiento establecido en el apartado anterior, us√°ndose para ello una lista de personas que cada a√Īo se solicitar√° de sindicatos, asociaciones y entidades apropiadas, y que deber√° estar integrada por al menos cinco de aquellas personas. Si, por raz√≥n de la singularidad de la materia de dictamen, √ļnicamente se dispusiera del nombre de una persona entendida o pr√°ctica, se recabar√° de las partes su consentimiento y s√≥lo si todas lo otorgan se designar√° perito a esa persona.

CAP√ćTULO II

De las actas y escrituras p√ļblicas en materia matrimonial

Secci√≥n¬†1.¬™ Del acta matrimonial y de la escritura p√ļblica de celebraci√≥n del matrimonio

Artículo 51.

1. Los que vayan a contraer matrimonio para el que se precise acta en la que se constate el cumplimiento de los requisitos de capacidad de ambos contrayentes, la inexistencia de impedimentos o su dispensa, o cualquier género de obstáculos para contraer matrimonio, deberán instar previamente su tramitación ante el Notario que tenga su residencia en el lugar del domicilio de cualquiera de ellos.

2. La solicitud, tramitación y autorización del acta se ajustarán a lo dispuesto en el artículo 58 de la Ley 20/2011, de 21 de julio, del Registro Civil y, en lo no previsto, en esta Ley.

Artículo 52.

1. Si el acta fuera favorable a la celebraci√≥n del matrimonio, este se llevar√° a cabo ante el Notario que haya intervenido en la tramitaci√≥n de aqu√©lla mediante el otorgamiento de escritura p√ļblica en la que har√° constar todas las circunstancias establecidas en la Ley del Registro Civil y su reglamento.

2. Cuando los contrayentes, en la solicitud inicial o durante la tramitaci√≥n del acta, hayan solicitado que la prestaci√≥n del consentimiento se realice ante Juez de Paz, Alcalde o Concejal en quien este delegue u otro Notario, se remitir√° copia del acta al oficiante elegido, el cual se limitar√° a celebrar el matrimonio y levantar√° acta u otorgar√° escritura p√ļblica, seg√ļn proceda, con todos los requisitos legalmente exigidos.

3. Si el matrimonio se celebrase en peligro de muerte, el Notario otorgar√° escritura p√ļblica donde se recoja la prestaci√≥n del consentimiento matrimonial, previo dictamen m√©dico sobre su aptitud para prestar √©ste y sobre la gravedad de la situaci√≥n cuando el riesgo se derive de enfermedad o estado f√≠sico de alguno de los contrayentes, salvo imposibilidad acreditada. Con posterioridad, el Notario proceder√° a la tramitaci√≥n del acta de comprobaci√≥n de los requisitos de validez del matrimonio.

Sección 2.ª Del acta de notoriedad para la constancia del régimen económico matrimonial legal

Artículo 53.

1. Quienes deseen hacer constar expresamente en el Registro Civil el régimen económico matrimonial legal que corresponda a su matrimonio cuando este no constare con anterioridad deberán solicitar la tramitación de un acta de notoriedad al Notario con residencia en cualquiera de los domicilios conyugales que hubieran tenido, o en el domicilio o residencia habitual de cualquiera de los cónyuges, o donde estuvieran la mayor parte de sus bienes o donde desarrollen su actividad laboral o empresarial, a elección del requirente. También podrá elegir a un Notario de un distrito colindante a los anteriores.

2. La solicitud de inicio del acta deber√° ir acompa√Īada de los documentos acreditativos de identidad y domicilio del requirente. Deber√° acreditarse con informaci√≥n del Registro Civil la inexistencia de un r√©gimen econ√≥mico matrimonial inscrito.

Los solicitantes deber√°n aseverar la certeza de los hechos positivos y negativos en que se deba fundar el acta, aportar√°n la documentaci√≥n que estimen conveniente para la determinaci√≥n de los hechos y deber√°n acompa√Īar los documentos acreditativos de su vecindad civil en el momento de contraer matrimonio y, en caso de no poder hacerlo, deber√°n ofrecer informaci√≥n de, al menos, dos testigos que aseguren la realidad de los hechos de los que se derive la aplicaci√≥n del r√©gimen econ√≥mico matrimonial legal.

3. Ultimadas las anteriores diligencias, el Notario hará constar su juicio de conjunto sobre si quedan acreditados por notoriedad los hechos y, si considera suficientemente acreditado el régimen económico legal del matrimonio, remitirá, en el mismo día y por medios telemáticos, copia electrónica del acta al Registro Civil correspondiente. En caso contrario, el Notario cerrará igualmente el acta y los interesados no conformes podrán ejercer su derecho en el juicio que corresponda.

Sección 3.ª. De la escritura publica de separación matrimonial o divorcio

Artículo 54.

1. Los c√≥nyuges, cuando no tuvieren hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de ellos, podr√°n acordar su separaci√≥n matrimonial o divorcio de mutuo acuerdo, mediante la formulaci√≥n de un convenio regulador en escritura p√ļblica. Deber√°n prestar su consentimiento ante el Notario del √ļltimo domicilio com√ļn o el del domicilio o residencia habitual de cualquiera de los solicitantes.

2. Los c√≥nyuges deber√°n estar asistidos en el otorgamiento de la escritura p√ļblica de Letrado en ejercicio.

3. La solicitud, tramitaci√≥n y otorgamiento de la escritura p√ļblica se ajustar√°n a lo dispuesto en el C√≥digo Civil y en esta ley.

  • R. ¬†de 11 de mayo de 2017. Se necesita previa inscripci√≥n del matrimonio celebrado en el extranjero si alguno de los c√≥nyuges fuese espa√Īol, aunque no lo fuera en el momento del matrimonio.
  • RR. de¬†17 y de 24 de octubre¬†de 2016: Convenio Regulador divorcio: requiere escritura notarial cuando se trate de una Pareja de Hecho ¬†y se asigne a uno la vivienda habitual; o de un matrimonio para efectuar una Declaraci√≥n de Obra Nueva. ¬†

CAP√ćTULO III

De los expedientes en materia de sucesiones

Sección 1.ª De la declaración de herederos abintestato

Artículo 55.

1. Quienes se consideren con derecho a suceder abintestato a una persona fallecida y sean sus descendientes, ascendientes, c√≥nyuge o persona unida por an√°loga relaci√≥n de afectividad a la conyugal, o sus parientes colaterales, podr√°n instar la declaraci√≥n de herederos abintestato. Esta se tramitar√° en acta de notoriedad autorizada por Notario competente para actuar en el lugar en que hubiera tenido el causante su √ļltimo domicilio o residencia habitual, o donde estuviere la mayor parte de su patrimonio, o en el lugar en que hubiera fallecido, siempre que estuvieran en Espa√Īa, a elecci√≥n del solicitante. Tambi√©n podr√° elegir a un Notario de un distrito colindante a los anteriores. En defecto de todos ellos, ser√° competente el Notario del lugar del domicilio del requirente.

2. El acta se iniciará a requerimiento de cualquier persona con interés legítimo, a juicio del Notario, y su tramitación se efectuará con arreglo a lo previsto en la presente Ley y a la normativa notarial.

Artículo 56.

1. El requerimiento para la iniciaci√≥n del acta deber√° contener la designaci√≥n y datos identificativos de las personas que el requirente considere llamadas a la herencia e ir acompa√Īado de los documentos acreditativos del parentesco con el fallecido de las personas designadas como herederos, as√≠ como de la identidad y domicilio del causante. En todo caso deber√° acreditarse el fallecimiento del causante y que √©ste ocurri√≥ sin t√≠tulo sucesorio mediante informaci√≥n del Registro Civil y del Registro General de Actos de √öltima Voluntad, o, en su caso, mediante documento aut√©ntico del que resulte a juicio del Notario, indubitadamente, que, a pesar de la existencia de testamento o contrato sucesorio, procede la sucesi√≥n abintestato, o bien mediante sentencia firme que declare la invalidez del t√≠tulo sucesorio o de la instituci√≥n de heredero. Los documentos presentados o testimonio de los mismos quedar√°n incorporados al acta.

El requirente deber√° aseverar la certeza de los hechos positivos y negativos, en que se haya de fundar el acta y deber√° ofrecer informaci√≥n testifical relativa a que la persona de cuya sucesi√≥n se trate ha fallecido sin disposici√≥n de √ļltima voluntad y de que las personas designadas son sus √ļnicos herederos.

Cuando cualquiera de los interesados fuera menor o persona con capacidad modificada judicialmente y careciera de representante legal, el Notario comunicará esta circunstancia al Ministerio Fiscal para que inste la designación de un defensor judicial.

2. En el acta habrá de constar necesariamente, al menos, la declaración de dos testigos que aseveren que de ciencia propia o por notoriedad les constan los hechos positivos y negativos cuya declaración de notoriedad se pretende. Dichos testigos podrán ser, en su caso, parientes del fallecido, sea por consanguinidad o afinidad, cuando no tengan interés directo en la sucesión.

El Notario, a fin de procurar la audiencia de cualquier interesado, practicar√°, adem√°s de las pruebas propuestas por el requirente, las que se estimen oportunas, y en especial aquellas dirigidas a acreditar su identidad, domicilio, nacionalidad y vecindad civil y, en su caso, la ley extranjera aplicable.

Si se ignorase la identidad o domicilio de alguno de los interesados, el Notario recabar√°, mediante oficio, el auxilio de los √≥rganos, registros, autoridades p√ļblicas y consulares que, por raz√≥n de su competencia, tengan archivos o registros relativos a la identidad de las personas o sus domicilios, a fin de que le sea librada la informaci√≥n que solicite, si ello fuera posible.

Si no lograse averiguar la identidad o el domicilio de alguno de los interesados, el Notario deber√° dar publicidad a la tramitaci√≥n del acta mediante anuncio publicado en el “Bolet√≠n Oficial del Estado” y podr√°, si lo considera conveniente, utilizar otros medios adicionales de comunicaci√≥n. Tambi√©n deber√° exponer el anuncio del acta en los tablones de anuncios de los Ayuntamientos correspondientes al √ļltimo domicilio del causante, al del lugar del fallecimiento, si fuera distinto, o al del lugar donde radiquen la mayor parte de sus bienes inmuebles.

Cualquier interesado podr√° oponerse a la pretensi√≥n, presentar alegaciones o aportar documentos u otros elementos de juicio dentro del plazo de un mes a contar desde el d√≠a de la publicaci√≥n o, en su caso, de la √ļltima exposici√≥n del anuncio.

3. Ultimadas las anteriores diligencias y transcurrido el plazo de veinte días hábiles, a contar desde el requerimiento inicial o desde la terminación del plazo del mes otorgado para hacer alegaciones en caso de haberse publicado anuncio, el Notario hará constar su juicio de conjunto sobre la acreditación por notoriedad de los hechos y presunciones en que se funda la declaración de herederos. Cualquiera que fuera el juicio del Notario, terminará el acta y se procederá a su protocolización.

En caso afirmativo, declarará qué parientes del causante son los herederos abintestato, expresando sus circunstancias de identidad y los derechos que por ley les corresponden en la herencia.

Se hará constar en el acta la reserva del derecho a ejercitar su pretensión ante los Tribunales de los que no hubieran acreditado a juicio del Notario su derecho a la herencia y de los que no hubieran podido ser localizados. También quienes se consideren perjudicados en su derecho podrán acudir al proceso declarativo que corresponda.

Realizada la declaración de heredero abintestato, se podrá, en su caso, recabar de la autoridad judicial la entrega de los bienes que se encuentren bajo su custodia, a no ser que alguno de los herederos pida la división judicial de la herencia.

4. Transcurrido el plazo de dos meses desde que se citó a los interesados sin que nadie se hubiera presentado o si fuesen declarados sin derecho los que hubieren acudido reclamando la herencia y si a juicio del Notario no hay persona con derecho a ser llamada, se remitirá copia del acta de lo actuado a la Delegación de Economía y Hacienda correspondiente por si resultare procedente la declaración administrativa de heredero. En caso de que dicha declaración no correspondiera a la Administración General del Estado, la citada Delegación dará traslado de dicha notificación a la Administración autonómica competente para ello.

 

Sección 2.ª De la presentación, adveración, apertura y protocolización de los testamentos cerrados

Artículo 57.

1. La presentaci√≥n, adveraci√≥n, apertura y protocolizaci√≥n de los testamentos cerrados se efectuar√° ante Notario competente para actuar en el lugar en que hubiera tenido el causante su √ļltimo domicilio o residencia habitual, o donde estuviere la mayor parte de su patrimonio, con independencia de su naturaleza de conformidad con la ley aplicable, o en el lugar en que hubiera fallecido, siempre que estuvieran en Espa√Īa, a elecci√≥n del solicitante. Tambi√©n podr√° elegir a un Notario de un distrito colindante a los anteriores. En defecto de todos ellos, ser√° competente el Notario del lugar del domicilio del requirente.

2. Si transcurridos diez d√≠as desde el fallecimiento del otorgante, el testamento no fuera presentado conforme a lo previsto en el C√≥digo Civil, cualquier interesado podr√° solicitar al Notario que requiera a la persona que tenga en su poder un testamento cerrado para que lo presente ante √©l. Deber√°n acreditarse los datos identificativos del causante y, mediante informaci√≥n del Registro Civil y del Registro General de Actos de √öltima Voluntad, el fallecimiento del otorgante y si ha otorgado otras disposiciones testamentarias. Si fuese extra√Īo a la familia del fallecido, adem√°s, deber√° expresar y acreditar en la solicitud la raz√≥n por la que crea tener inter√©s en la presentaci√≥n del testamento.

3. Cuando comparezca ante Notario quien tenga en su poder un testamento cerrado en cumplimiento del deber establecido en el artículo 712 del Código Civil y manifestara no tener interés en la adveración y protocolización del testamento, el Notario requerirá a quienes pudieran tener interés en la herencia, de acuerdo con lo manifestado por el compareciente, y, en todo caso si le fueran conocidos, al cónyuge sobreviviente, a los descendientes y a los ascendientes del testador y, en defecto de éstos, a los parientes colaterales hasta el cuarto grado para que promuevan el expediente ante Notario competente, si les interesase.

Cuando cualesquiera de los interesados fuera menor o persona con capacidad modificada judicialmente y careciera de representante legal, el Notario comunicará esta circunstancia al Ministerio Fiscal para que inste la designación de un defensor judicial.

4. Si se ignorase la identidad o domicilio de estas personas, el Notario dar√° publicidad del expediente en los tablones de anuncios de los Ayuntamientos correspondientes al √ļltimo domicilio o residencia habitual del causante, al del lugar del fallecimiento si fuera distinto y donde radiquen la mayor parte de sus bienes, sin perjuicio de la posibilidad de utilizar otros medios adicionales de comunicaci√≥n. Los anuncios deber√°n estar expuestos durante el plazo de un mes.

5. Transcurridos tres meses desde que se realizaron los requerimientos o desde la finalizaci√≥n del plazo de la √ļltima exposici√≥n del anuncio sin que se haya presentado el testamento, a pesar del requerimiento, o sin que ning√ļn interesado haya promovido el expediente, se archivar√° el mismo, sin perjuicio de reanudarlo a solicitud de cualquier interesado.

Artículo 58.

1. Quien presente el testamento u otro interesado, podrá solicitar al Notario para que, una vez acreditado el fallecimiento del testador, cite para la fecha más próxima posible al Notario autorizante del testamento, si fuera distinto, y, en su caso, a los testigos instrumentales que hubieran intervenido en el otorgamiento.

2. Los testigos citados, que hubiesen comparecido en el d√≠a se√Īalado, ser√°n examinados y se les pondr√° de manifiesto el pliego cerrado para que lo examinen y declaren bajo juramento o promesa si reconocen como leg√≠timas la firma y r√ļbrica que con su nombre aparecen en √©l, y si lo hallan en el mismo estado que ten√≠a cuando pusieron su firma.

3. Cuando no comparezca alguno o algunos de los citados, se preguntar√° a los dem√°s si vieron que √©stos pusieron su firma y r√ļbrica. El Notario podr√° acordar, si lo considera necesario, el cotejo de letras y otras diligencias conducentes a la averiguaci√≥n de la autenticidad de las firmas de los no comparecidos y del fallecido.

Artículo 59.

1. Practicadas las diligencias a que se refiere el artículo anterior, y resultando de ellas que en el otorgamiento del testamento se han guardado las solemnidades prescritas por la ley, el Notario abrirá el pliego y leerá en voz alta la disposición testamentaria, a no ser que contenga disposición del testador ordenando que alguna o algunas cláusulas queden reservadas y secretas hasta cierta época, en cuyo caso la lectura se limitará a las demás cláusulas de la disposición testamentaria.

2. Los parientes del testador u otras personas en quienes pueda presumirse alg√ļn inter√©s podr√°n presenciar la apertura del pliego y lectura del testamento, si lo tienen por conveniente, sin permitirles que se opongan a la pr√°ctica de la diligencia por ning√ļn motivo, aunque presenten otro testamento posterior.

Artículo 60.

1. Cumplidos los anteriores trámites, el Notario extenderá acta de protocolización, de acuerdo con la presente Ley y su reglamento de ejecución.

2. Cuando el Notario concluya que el testamento no re√ļne las solemnidades prescritas por la ley o que, a su juicio no qued√≥ acreditada la autenticidad del pliego, lo har√° constar as√≠, cerrar√° el acta y no autorizar√° la protocolizaci√≥n del testamento.

Autorizada o no la protocolización, los interesados no conformes podrán ejercer su derecho en el juicio que corresponda.

Sección 3.ª De la presentación, adveración, apertura y protocolización de los testamentos ológrafos

Artículo 61.

1. La presentaci√≥n, adveraci√≥n, apertura y protocolizaci√≥n de los testamentos ol√≥grafos se efectuar√° ante Notario competente para actuar en el lugar en que hubiera tenido el causante su √ļltimo domicilio o residencia habitual, o donde estuviere la mayor parte de su patrimonio, con independencia de su naturaleza de conformidad con la ley aplicable, o en el lugar en que hubiera fallecido, siempre que estuvieran en Espa√Īa, a elecci√≥n del solicitante. Tambi√©n podr√° elegir a un Notario de un distrito colindante a los anteriores. En defecto de todos ellos, ser√° competente el Notario del lugar del domicilio del requirente.

2. Si transcurridos diez d√≠as desde el fallecimiento del otorgante, el testamento no fuera presentado conforme a lo previsto en el C√≥digo Civil, cualquier interesado podr√° solicitar al Notario que requiera a la persona que tenga en su poder un testamento ol√≥grafo para que lo presente ante √©l. Deber√°n acreditarse los datos identificativos del causante y, mediante informaci√≥n del Registro Civil y del Registro General de Actos de √öltima Voluntad, el fallecimiento del otorgante y si ha otorgado otras disposiciones testamentarias. Si fuese extra√Īo a la familia del fallecido, adem√°s, deber√° expresar en la solicitud la raz√≥n por la que crea tener inter√©s en la presentaci√≥n del testamento.

3. Cuando comparezca ante Notario quien tenga en su poder un testamento ológrafo en cumplimiento del deber establecido en el artículo 690 del Código Civil y manifestara no tener interés en la adveración y protocolización del testamento, el Notario procederá conforme a lo establecido en el apartado 3 del artículo 57.

4. No se admitir√°n las solicitudes que se presenten despu√©s de transcurridos cinco a√Īos desde el fallecimiento del testador.

Artículo 62.

1. Una vez presentado el testamento ol√≥grafo, a solicitud de quien lo presente o de otro interesado, el Notario deber√° requerir para que comparezcan ante √©l, en el d√≠a y hora que se√Īale, el c√≥nyuge sobreviviente, si lo hubiere, los descendientes y ascendientes del testador y, en defecto de unos y otros, los parientes colaterales hasta el cuarto grado.

2. Si se ignorase su identidad o domicilio, el Notario dar√° publicidad del expediente en los tablones de anuncios de los Ayuntamientos correspondientes al √ļltimo domicilio o residencia del causante, al del lugar del fallecimiento si fuera distinto y donde radiquen la mayor parte de sus bienes, sin perjuicio de la posibilidad de utilizar otros medios adicionales de comunicaci√≥n. Los anuncios deber√°n estar expuestos durante el plazo de un mes.

3. Cuando cualquiera de las referidas personas fuese menor o persona con capacidad modificada judicialmente y carezca de representante legal, el Notario comunicará esta circunstancia al Ministerio Fiscal para que inste la designación de un defensor judicial.

4. Si el solicitante hubiera pedido al Notario la comparecencia de testigos para declarar sobre la autenticidad del testamento, el Notario los citar√° para que comparezcan ante √©l en el d√≠a y hora que se√Īale.

5. En el d√≠a se√Īalado, el Notario abrir√° el testamento ol√≥grafo cuando est√© en pliego cerrado, lo rubricar√° en todas sus hojas y ser√°n examinados los testigos. Cuando al menos tres testigos, que conocieran la letra y firma del testador, declarasen que no abrigan duda racional de que fue manuscrito y firmado por √©l, podr√° prescindirse de las declaraciones testificales que faltaren.

A falta de testigos idóneos o si dudan los examinados, el Notario podrá acordar, si lo estima conveniente, que se practique una prueba pericial caligráfica.

6. Los interesados podr√°n presenciar la pr√°ctica de las diligencias y hacer en el acto las observaciones que estimen oportunas sobre la autenticidad del testamento, que, en su caso, ser√°n reflejadas por el Notario en el acta.

Artículo 63.

Si el Notario considera justificada la autenticidad del testamento, autorizará el acta de protocolización y expedirá copia de la misma a los interesados que la soliciten.

En caso contrario, lo hará constar así, cerrará el acta y no autorizará la protocolización del testamento.

Autorizada o no la protocolización del testamento, los interesados no conformes podrán ejercer su derecho en el juicio que corresponda.

Sección 4.ª De la presentación, adveración, apertura y protocolización de los testamentos otorgados en forma oral

Artículo 64.

1. La presentaci√≥n, adveraci√≥n, apertura y protocolizaci√≥n de los testamentos otorgados en forma oral se efectuar√° ante Notario competente para actuar en el lugar en que hubiera tenido el causante su √ļltimo domicilio o residencia habitual o donde estuviere la mayor parte de su patrimonio, con independencia de su naturaleza de conformidad con la ley aplicable, o en el lugar en que hubiera fallecido, siempre que estuvieran en Espa√Īa, a elecci√≥n del solicitante. Tambi√©n podr√° elegir a un Notario de un distrito colindante a los anteriores. En defecto de todos ellos, ser√° competente el Notario del lugar del domicilio del requirente.

2. Cualquier interesado podrá solicitar al Notario que otorgue el correspondiente acta de protocolización del testamento otorgado en forma oral.

3. Deber√°n acreditarse los datos identificativos del causante y, mediante informaci√≥n del Registro Civil y del Registro General de Actos de √öltima Voluntad, el fallecimiento del otorgante y si ha otorgado otras disposiciones testamentarias. Si fuese extra√Īo a la familia del fallecido, adem√°s, deber√° expresar en la solicitud la raz√≥n por la que crea tener inter√©s en la presentaci√≥n del testamento.

A la solicitud se acompa√Īar√° la nota, la memoria o el soporte en el que se encuentre grabada la voz o el audio y el v√≠deo con las √ļltimas disposiciones del testador, siempre que permita su reproducci√≥n, y se hubieran tomado al otorgarse el testamento.

Igualmente se expresarán los nombres de los testigos que deban ser citados por el Notario para que comparezcan ante él a los efectos de su otorgamiento.

Artículo 65.

1. El Notario, tras aceptar la solicitud, citar√° a los testigos que hubiere indicado el solicitante, para que comparezcan ante √©l en el d√≠a y hora que se se√Īale. Si el citado como testigo, no compareciese y no alegase causa que justifique su ausencia, el Notario volver√° a practicar la citaci√≥n indicando el d√≠a y hora de la nueva comparecencia.

Cuando la voluntad del testador se hubiere consignado en alguna nota, memoria o soporte magn√©tico o digital duradero, se pondr√° de manifiesto a los testigos para que digan si es el mismo que se les ley√≥ o grab√≥ y si reconocen por leg√≠timas sus respectivas firmas y r√ļbricas, en el caso de haberlas puesto.

2. Son de aplicación las disposiciones establecidas en los artículos anteriores en cuanto a la citación y presencia de aquellas personas que tuvieran interés en la práctica de dichas actuaciones.

3. El Notario reflejará todas las actuaciones en el acta y autorizará la protocolización del testamento, con la calidad de sin perjuicio de tercero, cuando de las declaraciones de los testigos resultaran clara y terminantemente acreditadas las circunstancias siguientes:

1.¬ļ Qu√© concurri√≥ causa legal para el otorgamiento del testamento en forma oral.

2.¬ļ Que el testador tuvo el prop√≥sito serio y deliberado de otorgar su √ļltima disposici√≥n.

3.¬ļ Que los testigos oyeron simult√°neamente de boca del testador todas las disposiciones que quer√≠a se tuviesen como su √ļltima voluntad, bien lo manifestase de palabra, bien leyendo o dando a leer alguna nota o memoria en que se contuviese.

4.¬ļ Que los testigos fueron en el n√ļmero que exige la ley, seg√ļn las circunstancias del lugar y tiempo en que se otorg√≥, y que re√ļnen las cualidades que se requiere para ser testigo en los testamentos.

4. Cuando resulte alguna divergencia en las declaraciones de los testigos, se hará constar así en el acta y tan sólo se protocolizarán como testamentarias aquellas manifestaciones en las que todos estuvieren conformes. Si no lo estuvieren en ninguna de las manifestaciones, se archivará el expediente sin protocolización.

5. Si la √ļltima voluntad se hubiere consignado en nota, memoria o soporte magn√©tico o digital duradero, en el acto del otorgamiento, se tendr√° como testamento lo que de ella resulte siempre que todos los testigos est√©n conformes en su autenticidad, aun cuando alguno de ellos no recuerde alguna de sus disposiciones y as√≠ se reflejar√° en el acta de protocolizaci√≥n a la que quedar√° unida la nota, memoria o soporte magn√©tico o digital duradero.

6. Si el Notario no considera justificada la autenticidad del testamento lo hará constar así, cerrará el acta y no autorizará la protocolización del testamento.

Autorizada o no la protocolización del testamento, los interesados no conformes podrán ejercer su derecho en el juicio que corresponda.

Sección 5.ª Del albaceazgo y de los contadores partidores dativos

Artículo 66.

1. El Notario autorizar√° escritura p√ļblica:

a) En los casos de renuncia del albacea a su cargo o de prórroga del plazo del albaceazgo por concurrir justa causa.

b) Para el nombramiento de contador-partidor dativo en los casos previstos en el artículo 1057 del Código Civil. El nombramiento se realizará de conformidad con lo previsto en el artículo 50.

c) En los casos de renuncia del contador-partidor nombrado o de prórroga del plazo fijado para la realización de su encargo.

d) Para la aprobación de la partición realizada por el contador-partidor cuando resulte necesario por no haber confirmación expresa de todos los herederos y legatarios.

2. Ser√° competente el Notario que tenga su residencia en el lugar en que hubiera tenido el causante su √ļltimo domicilio o residencia habitual, o donde estuviere la mayor parte de su patrimonio, con independencia de su naturaleza de conformidad con la ley aplicable, o en el lugar en que hubiera fallecido, siempre que estuvieran en Espa√Īa, a elecci√≥n del solicitante. Tambi√©n podr√° elegir a un Notario de un distrito colindante a los anteriores. En defecto de todos ellos, ser√° competente el Notario del lugar del domicilio del requirente.

3. El Notario podr√° tambi√©n autorizar escritura p√ļblica, si fuera requerido para ello, de excusa o aceptaci√≥n del cargo de albacea.

 

Sección 6.ª De la formación de inventario

Artículo 67.

1. Ser√° competente para la formaci√≥n de inventario de los bienes y derechos del causante a los efectos de aceptar o repudiar la herencia por los llamados a ella, el Notario con residencia en el lugar en que hubiera tenido el causante su √ļltimo domicilio o residencia habitual, o donde estuviere la mayor parte de su patrimonio, con independencia de su naturaleza de conformidad con la ley aplicable, o en el lugar en que hubiera fallecido, siempre que estuvieran en Espa√Īa, a elecci√≥n del solicitante. Tambi√©n podr√° elegir a un Notario de un distrito colindante a los anteriores. En defecto de todos ellos, ser√° competente el Notario del lugar del domicilio del requirente.

2. El heredero que solicite la formación de inventario deberá presentar su título de sucesión hereditaria y deberá acreditar al Notario o bien comprobar éste mediante información del Registro Civil y del Registro General de Actos de Última Voluntad el fallecimiento del otorgante y la existencia de disposiciones testamentarias.

3. Aceptado el requerimiento, el Notario deber√° citar a los acreedores y legatarios para que acudan, si les conviniera, a presenciar el inventario. Si se ignorase su identidad o domicilio, el Notario dar√° publicidad del expediente en los tablones de anuncios de los Ayuntamientos correspondientes al √ļltimo domicilio o residencia habitual del causante, al del lugar del fallecimiento si fuera distinto y donde radiquen la mayor parte de sus bienes, sin perjuicio de la posibilidad de utilizar otros medios adicionales de comunicaci√≥n. Los anuncios deber√°n estar expuestos durante el plazo de un mes.

* Ver art√≠culo de Inmaculada Espi√Īeira sobre derecho a deliberar y modelo de escritura.¬†¬†

* Ver modelo de acta de formación de inventario.

Artículo 68.

1. El inventario comenzará dentro de los treinta días de la citación de los acreedores y legatarios.

2. El inventario contendrá relación de los bienes del causante, así como las escrituras, documentos y papeles de importancia que se encuentren, referidos a bienes muebles e inmuebles. De los bienes inmuebles inscritos en el Registro de la Propiedad, se aportarán o se obtendrán por el Notario certificaciones de dominio y cargas. Del metálico y valores mobiliarios depositados en entidades financieras, se aportará certificación o documento expedido por la entidad depositaria, y si dichos valores estuvieran sometidos a cotización oficial, se incluirá su valoración a fecha determinada. Si por la naturaleza de los bienes considerasen los interesados necesaria la intervención de peritos para su valoración, los designará el Notario con arreglo a lo dispuesto en esta Ley.

3. El pasivo incluirá relación circunstanciada de las deudas y obligaciones así como de los plazos para su cumplimiento, solicitándose de los acreedores indicación actualizada de la cuantía de las mismas, así como de la circunstancia de estar alguna vencida y no satisfecha. No recibiéndose por parte de los acreedores respuesta, se incluirá por entero la cuantía de la deuda u obligación.

4. El inventario deber√° concluir dentro de los sesenta d√≠as a contar desde su comienzo. Si por justa causa se considerase insuficiente el plazo de sesenta d√≠as, podr√° el Notario prorrogar el mismo hasta el m√°ximo de un a√Īo. Terminado el inventario, se cerrar√° y protocolizar√° el acta. Quedar√°n a salvo en todo caso los derechos de terceros.

CAP√ćTULO IV

De los expedientes en materia de obligaciones

Sección 1.ª Del ofrecimiento de pago y la consignación

Artículo 69.

1. El ofrecimiento de pago y la consignación de los bienes de que se trate podrán efectuarse ante Notario.

2. El que promueva expediente expresará los datos y circunstancias de identificación de los interesados en la obligación a que se refiera el ofrecimiento de pago o la consignación, el domicilio en que puedan ser hallados así como las razones de la actuación, todo lo relativo al objeto del pago o la consignación y su puesta a disposición del Notario.

3. Cuando los bienes consignados consistan en dinero, valores e instrumentos financieros, en sentido amplio, serán depositados por el Notario necesariamente en la Entidad financiera colaboradora de la Administración de Justicia.

Si fueran de distinta naturaleza a los indicados en el apartado anterior, el Notario dispondrá su depósito o encargará su custodia a establecimiento adecuado a tal fin, asegurándose de que se adoptan las medidas necesarias para su conservación, que quedará adecuadamente justificado por diligencia en el acta.

4. El Notario notificará a los interesados la existencia del ofrecimiento de pago o la consignación, a los efectos de que en el plazo de diez días hábiles acepten el pago, retiren la cosa debida o realicen las alegaciones que consideren oportunas.

Si el acreedor contestara al requerimiento aceptando el pago o lo consignado en plazo, el Notario le har√° entrega del bien haciendo constar en acta tal circunstancia, dando por finalizado el expediente.

Si transcurrido dicho plazo no procediera a retirarla, no realizara ninguna alegación o se negara a recibirla, se procederá a la devolución de lo consignado sin más trámites y se archivará el expediente.

Sección 2.ª Reclamación de deudas dinerarias no contradichas

Artículo 70.

1. El acreedor que pretenda el pago de una deuda dineraria de naturaleza civil o mercantil, cualquiera que sea su cuantía y origen, líquida, determinada, vencida y exigible, podrá solicitar de Notario con residencia en el domicilio del deudor consignado en el documento que acredite la deuda o el documentalmente demostrado, o en la residencia habitual del deudor o en el lugar en que el deudor pudiera ser hallado, que requiera a éste de pago, cuando la deuda, se acredite en la forma documental, que a juicio del Notario, sea indubitada. La deuda habrá de desglosar necesariamente principal, intereses remuneratorios y de demora aplicados.

No podr√°n reclamarse mediante este expediente:

a) Las deudas que se funden en un contrato entre un empresario o profesional y un consumidor o usuario.

b) Las basadas en el artículo 21 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, de Propiedad Horizontal.

c) Las deudas de alimentos en las que estén interesados menores o personas con la capacidad modificada judicialmente, ni las que recaigan sobre materias indisponibles u operaciones sujetas a autorización judicial.

d) Las reclamaciones en la que esté concernida una Administración Publica.

2. A tal efecto, se autorizar√° acta notarial, que recoger√° las siguientes circunstancias: la identidad de acreedor y deudor; el domicilio de ambos, seg√ļn fueron consignados en el documento que origina la reclamaci√≥n, salvo que documentalmente se acredite su modificaci√≥n, en cuyo caso deber√°n ser consignados ambos y el origen, naturaleza y cuant√≠a de la deuda. Tambi√©n se acompa√Īar√° al acta el documento o documentos que constituyan el t√≠tulo de la reclamaci√≥n.

El Notario no aceptar√° la solicitud si se tratara de alguna de las reclamaciones excluidas, faltara alguno de los datos o documentos anteriores o no fuera competente.

3. Una vez aceptada la solicitud del acreedor y comprobada la concurrencia de los requisitos previstos en los apartados anteriores, el Notario requerirá al deudor para que, en el plazo de veinte días hábiles, pague al peticionario.

Si el deudor no pudiere ser localizado en alguno de los domicilios posibles acreditados en el acta o no se pudiere hacer entrega del requerimiento, el Notario dará por terminada su actuación, haciendo constar tal circunstancia y quedando a salvo el ejercicio del derecho del acreedor por vía judicial.

5. Se tendr√° por realizado v√°lidamente el requerimiento al deudor si es localizado y efectivamente requerido por el Notario, aunque rehusare hacerse cargo de la documentaci√≥n que lo acompa√Īa, que quedar√° a su disposici√≥n en la Notar√≠a. Tambi√©n ser√° v√°lido el requerimiento realizado a cualquier empleado, familiar o persona con la que conviva el deudor, siempre que sea mayor de edad, cuando se encuentre en su domicilio, debiendo el Notario advertir al receptor que est√° obligado a entregar el requerimiento a su destinatario o a darle aviso si sabe su paradero. Si el requerimiento se hiciere en el lugar de trabajo no ocasional del destinatario, en ausencia de √©ste, se efectuar√° a la persona que estuviere a cargo de la dependencia destinada a recibir documentos u objetos.

En caso de que el destinatario sea una persona jur√≠dica el Notario entender√° la diligencia con la persona mayor de edad que se encontrare en el domicilio se√Īalado en el documento anteriormente expresado y que forme parte del √≥rgano de administraci√≥n, que acredite ser representante con facultades suficientes o que a juicio del Notario act√ļe notoriamente como persona encargada por la persona jur√≠dica de recibir requerimientos o notificaciones fehacientes en su inter√©s.

Artículo 71.

1. Una vez practicado el requerimiento, si el deudor compareciere ante el Notario requirente y pagare íntegramente la deuda dentro del plazo de veinte días hábiles siguientes, se hará constar así por diligencia en el acta, que tendrá el carácter de carta de pago. En tal caso el Notario procederá, sin demora a hacer entrega de la cantidad abonada al acreedor en la forma que éste hubiera solicitado.

Si el deudor pagare directamente al acreedor, y en el plazo establecido, acredita esta circunstancia, con confirmación expresa por el acreedor, el Notario cerrará el acta, dando por terminada la actuación.

Si no hubiera confirmación expresa por el acreedor en el plazo previsto para el pago, el Notario cerrará, asimismo, el acta, quedando abierta la vía judicial.

2. Si el deudor compareciera ante el Notario para formular oposición, se recogerán los motivos que fundamenta ésta, haciéndolo constar por diligencia. Una vez comunicada tal circunstancia al acreedor, se pondrá fin a la actuación notarial, quedando a salvo los derechos de aquel para la reclamación de la deuda en la vía judicial.

Cuando se hubiere requerido a varios deudores por una √ļnica deuda, la oposici√≥n de uno podr√° dar lugar al fin de la actuaci√≥n notarial respecto de todos, si la causa fuere concurrente, haciendo constar los pagos que hubieran podido realizar alguno de ellos.

3. Si en el plazo establecido el deudor no compareciere o no alegare motivos de oposición, el Notario dejará constancia de dicha circunstancia.

En este caso, el acta ser√° documento que llevara aparejada ejecuci√≥n a los efectos del n√ļmero¬†9.¬ļ del apartado¬†2 del art√≠culo¬†517 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Dicha ejecuci√≥n se tramitar√° conforme a lo establecido para los t√≠tulos ejecutivos extrajudiciales.

CAP√ćTULO V

Del expediente de subasta notarial

Artículo 72.

1. Las subastas que se hicieren ante Notario en cumplimiento de una disposición legal se regirán por las normas que respectivamente las establezcan y, en su defecto, por las del presente Capítulo.

Las subastas que se hicieren ante Notario en cumplimiento de una resoluci√≥n judicial o administrativa, o de cl√°usula contractual o testamentaria, o en ejecuci√≥n de un laudo arbitral o acuerdo de mediaci√≥n o bien por pacto especial en instrumento p√ļblico, o las voluntarias se regir√°n, asimismo, por las normas del presente Cap√≠tulo.

2. En todo caso, se aplicarán con carácter supletorio las normas que para las subastas electrónicas se establecen en la legislación procesal siempre que fueren compatibles.

3. Si no hubiera nada dispuesto, y la subasta fuera celebrada en cumplimiento de una resolución judicial o administrativa, será competente, en defecto de designación por acuerdo de todos los interesados entre los Notarios con residencia en el ámbito de competencia de la autoridad judicial o administrativa, el que designe el titular del bien o derecho subastado o de la mayor parte del mismo, si fueran varios, de entre los competentes. Si los diversos titulares fueran propietarios por partes iguales, la elección del Notario corresponderá a aquel que lo fuera con anterioridad. Si no se pudiera determinar a quién le corresponde la designación del Notario, o si no se comunicara a la autoridad judicial o administrativa por quien corresponda en el plazo de cinco días desde el requerimiento para efectuarla, se procederá a designar conforme a lo establecido reglamentariamente entre los que resulten competentes.

En los restantes casos, será Notario competente el libremente designado por todos los interesados. En su defecto y a falta de previsión al respecto, será competente el libremente designado por el requirente, si fuera un titular del bien o derecho subastado. Si no lo fuera, será competente el Notario hábil en el domicilio o residencia habitual del titular o de cualquiera de los titulares, si fueran varios, o el de la situación del bien o de la mayor parte de los bienes, a elección del requirente. También podrá elegir a un Notario de un distrito colindante a los anteriores.

Artículo 73.

1. El Notario, a requerimiento de persona legitimada para instar la venta de un bien, mueble o inmueble, o derecho determinado, proceder√° a convocar la subasta, previo examen de la solicitud, dando fe de la identidad y capacidad de su promotor y de la legitimidad para instarla.

La subasta ser√° electr√≥nica y se llevar√° a cabo en el Portal de Subastas de la Agencia Estatal Bolet√≠n Oficial del Estado. En todo caso corresponder√° al Notario la autorizaci√≥n del acta que refleje las circunstancias esenciales y el resultado de la subasta y, en su caso, la autorizaci√≥n de la correspondiente escritura p√ļblica de venta.

2. El solicitante acreditar√° al Notario la propiedad del bien o derecho a subastar o su legitimaci√≥n para disponer de √©l, la libertad o estado de cargas del bien o derecho, la situaci√≥n arrendaticia y posesoria, el estado f√≠sico en que se encuentre, obligaciones pendientes, valoraci√≥n para la subasta y cuantas circunstancias tengan influencia en su valor, as√≠ como, en su caso, la representaci√≥n con que act√ļe.

3. El Notario, tras comprobar el cumplimiento de los anteriores extremos y previa consulta al Registro P√ļblico Concursal a los efectos previstos en la legislaci√≥n especial, aceptar√°, en su caso, el requerimiento. Si acordare su procedencia, el Notario pondr√° en conocimiento del Registro P√ļblico Concursal la existencia del expediente con expresa especificaci√≥n del n√ļmero de identificaci√≥n fiscal del titular persona f√≠sica o jur√≠dica cuyo bien vaya a ser objeto de la subasta. El Registro P√ļblico Concursal notificar√° al Notario que est√© conociendo del expediente la pr√°ctica de cualquier asiento que se lleve a cabo asociado al n√ļmero de identificaci√≥n fiscal notificado a los efectos previstos en la legislaci√≥n concursal.

El Notario pondr√° en conocimiento del Registro P√ļblico Concursal la finalizaci√≥n del expediente cuando la misma se produzca.

4. Acordada su celebración, si se tratara de un inmueble o derecho real inscrito en el Registro de la Propiedad o bienes muebles sujetos a un régimen de publicidad registral similar al de aquéllos, el Notario solicitará por procedimientos electrónicos certificación registral de dominio y cargas. El Registrador expedirá la certificación con información continuada por igual medio y hará constar por nota al margen de la finca o derecho esta circunstancia. Esta nota producirá el efecto de indicar la situación de venta en subasta del bien o derecho y caducará a los seis meses de su fecha salvo que con anterioridad el Notario notifique al Registrador el cierre del expediente o su suspensión, en cuyo caso el plazo se computará desde que el Notario notifique su reanudación.

El Registrador notificará, inmediatamente y de forma telemática, al Notario y al Portal de Subastas de la Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado el hecho de haberse presentado otro u otros títulos que afecten o modifiquen la información inicial.

El Portal de Subastas recogerá la información proporcionada por el Registro de modo inmediato para su traslado a los que consulten su contenido.

Artículo 74.

1. El anuncio de la convocatoria de la subasta se publicar√°, adem√°s de los lugares designados por el promotor del expediente, en el “Bolet√≠n Oficial del Estado”.

La convocatoria de la subasta deberá anunciarse con una antelación de, al menos, 24 horas respecto al momento en que se haya de abrir el plazo de presentación de posturas.

El anuncio contendr√° √ļnicamente su fecha, el nombre y apellidos del Notario encargado de la subasta, lugar de residencia y n√ļmero de protocolo asignado a la apertura del acta, y la direcci√≥n electr√≥nica que corresponda a la subasta en el Portal de Subastas. En √©ste se indicar√°n las condiciones generales y particulares de la subasta y de los bienes a subastar, as√≠ como cuantos datos y circunstancias sean relevantes y la cantidad m√≠nima admisible para la licitaci√≥n en su caso. La certificaci√≥n registral, trat√°ndose de bienes sujetos a publicidad registral, podr√° consultarse a trav√©s del Portal de Subastas, que informar√° de cualquier alteraci√≥n en su titularidad o estado de cargas. Tambi√©n se indicar√°, en su caso, la posibilidad de visitar el inmueble objeto de subasta o de examinar con las necesarias garant√≠as el bien mueble o los t√≠tulos acreditativos del cr√©dito, si procediera.

2. El Notario notificará al titular del bien o derecho, salvo que sea el propio solicitante, la iniciación del expediente, así como todo el contenido de su anuncio y el procedimiento seguido para la fijación del tipo de subasta. También le requerirá para que comparezca en el acta, en defensa de sus intereses.

La diligencia se practicar√° bien personalmente, bien mediante env√≠o de carta certificada con acuse de recibo al domicilio fijado registralmente o, en su defecto, en documento p√ļblico, o trat√°ndose de bienes no registrados, se remitir√° al domicilio habitual acreditado. Si el domicilio no fuere conocido, la notificaci√≥n se realizar√° mediante edictos.

La diligencia se practicará bien personalmente, bien mediante envío de carta certificada con acuse de recibo o en cualquiera de las formas previstas por la legislación notarial al domicilio fijado registralmente. Tratándose de bienes no registrados, se dirigirá al domicilio habitual acreditado. Si el domicilio no fuere conocido, la notificación se realizará mediante edictos.

El Notario comunicará por los mismos medios, en su caso, la celebración de la subasta a los titulares de derechos y de las cargas que figuren en la certificación de dominio, así como a los arrendatarios u ocupantes que consten identificados en la solicitud. Si no pudiera localizarlos, le dará la misma publicidad que la que se prevé para la subasta.

3. Si la valoración no estuviere contractualmente establecida o no hubiera sido suministrada por el solicitante cuando éste pudiera hacerlo por sí mismo, será fijada por perito designado por el Notario conforme a lo dispuesto en esta Ley. El perito comparecerá ante el Notario para entregar su dictamen y ratificarse sobre el mismo. Dicha valoración constituirá el tipo de la licitación. No se admitirán posturas por debajo del tipo.

4. Si el titular del bien o un tercero que se considerara con derecho a ello, comparecieran oponiéndose a la celebración de la subasta, el Notario hará constar su oposición y las razones y documentos que para ello aduzcan, con reserva de las acciones que fueran procedentes. El Notario suspenderá el expediente cuando se justifique la interposición de la correspondiente demanda, procediendo a su reanudación si no se admitiera ésta.

Artículo 75.

1. La subasta electrónica se realizará con sujeción a las siguientes reglas:

1.ª La subasta tendrá lugar en el Portal de Subastas de la Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado, a cuyo sistema de gestión estarán conectados los Notarios a través de los sistemas informáticos del Consejo General del Notariado. Todos los intercambios de información que deban realizarse entre los Notarios y el Portal de Subastas se realizarán de manera telemática.

2.¬™ La subasta se abrir√° transcurridas, al menos, 24 horas desde la fecha de publicaci√≥n del anuncio en el “Bolet√≠n Oficial del Estado”, una vez haya sido remitida al Portal de Subastas la informaci√≥n necesaria para el comienzo de la misma.

3.ª Una vez abierta la subasta solamente se podrán realizar pujas electrónicas durante, al menos, un plazo de veinte días naturales desde su apertura. Su desarrollo se ajustará, en todo aquello que no se oponga al presente capítulo, a las normas establecidas en la Ley de Enjuiciamiento Civil que le fueren aplicables. En todo caso, el Portal de Subastas informará durante su celebración de la existencia y cuantía de las pujas.

4.ª Para poder participar en la subasta será necesario estar en posesión de la correspondiente acreditación para intervenir en la misma, tras haber consignado en forma electrónica el 5 por 100 del valor de los bienes o derechos.

Si el solicitante quisiera participar en la subasta no le será exigida la constitución de esa consignación. Tampoco le será exigida a los copropietarios o cotitulares del bien o derecho a subastar.

2. En la fecha de cierre de la subasta y a continuación del mismo, el Portal de Subastas remitirá al Notario información certificada de la postura telemática que hubiera resultado vencedora, así como, por orden decreciente de importe y cronológico en el caso de ser este idéntico, de todas las demás que hubieran optado por la reserva de postura.

El Notario extenderá la correspondiente diligencia en la que hará constar los aspectos de trascendencia jurídica; las reclamaciones que se hubieren presentado y la reserva de los derechos correspondientes ante los Tribunales de Justicia; la identidad del mejor postor y el precio ofrecido por él, las posturas que siguen a la mejor y la identidad de los postores; el juicio del Notario de que en la subasta se han observado las normas legales que la regulan, así como la adjudicación del bien o derecho subastado por el solicitante. El Notario cerrará el acta, haciendo constar en ella que la subasta ha quedado concluida y el bien o derecho adjudicado, procediendo a su protocolización.

Si no concurriere ning√ļn postor, el Notario as√≠ lo har√° constar, declarar√° desierta la subasta y acordar√° el cierre del expediente.

3. En diligencias sucesivas se harán constar, en su caso, el pago del resto del precio por el adjudicatario en el plazo de diez días hábiles en la entidad adherida al Portal de Subastas a disposición del Notario; la entrega por el Notario al solicitante o su depósito a disposición judicial o a favor de los interesados de las cantidades que hubiere percibido del adjudicatario; y la devolución de las consignaciones electrónicas hechas para tomar parte en la subasta por personas que no hayan resultado adjudicatarias.

La devolución de las consignaciones hechas para tomar parte en la subasta por personas que no hayan resultado adjudicatarias, no se efectuará hasta que no se haya abonado el total del precio de la adjudicación si así se hubiera solicitado por parte de los postores.

Si el adjudicatario incumpliere su obligación de entrega de la diferencia del precio entre lo consignado y lo efectivamente rematado, la adjudicación se realizará al segundo o sucesivo mejor postor que hubiera solicitado la reserva de su consignación, perdiendo las consignaciones los incumplidores y dándole a éstas el destino establecido en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

No obstante, se procederá a la suspensión provisional del remate o adjudicación hasta que haya transcurrido el plazo establecido para el ejercicio, en su caso, del derecho de adquisición preferente de los socios o, en su caso, de la sociedad.

4. En todos los supuestos en los que la ley exige documento p√ļblico como requisito de validez o eficacia de la transmisi√≥n, subastado el bien o derecho, el titular o su representante, otorgar√° ante el Notario escritura p√ļblica de venta a favor del adjudicatario al tiempo de completar √©ste el pago del precio. Si el titular o su representante se negare a otorgar escritura de venta, el acta de subasta ser√° t√≠tulo suficiente para solicitar del Tribunal competente el dictado del correspondiente auto teniendo por emitida la declaraci√≥n de voluntad, en los t√©rminos previstos en el art√≠culo¬†708 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

En los demás supuestos, la copia autorizada del acta servirá de título al rematante.

Artículo 76.

1. La subasta notarial que cause una venta forzosa solo se podr√° suspender, y en su caso cerrar el expediente, con base en las siguientes causas:

a) Cuando se presentare al Notario resoluci√≥n judicial, aunque no sea firme, justificativa de la inexistencia o extinci√≥n de la obligaci√≥n garantizada y en el caso de bienes o cr√©ditos registrables, certificaci√≥n del registro correspondiente acreditativa de estar cancelada la carga o presentada escritura p√ļblica de carta de pago o de la alteraci√≥n en la situaci√≥n de titularidad o cargas de la finca.

El ejecutante deberá consentir expresamente en su continuación pese a la modificación registral del estado de cargas.

Tratándose de acciones, participaciones sociales o partes sociales en general, certificación, con firma legitimada notarialmente del administrador o secretario no consejero de la sociedad, acreditativa del asiento de cancelación del derecho real o embargo sobre los derechos del socio.

b) Cuando se acredite documentalmente la existencia de causa criminal que pudiere determinar la falsedad del título en virtud del cual se proceda, la invalidez o ilicitud del procedimiento de venta. La suspensión subsistirá hasta el fin del proceso.

c) Si se justifica al Notario la declaraci√≥n de concurso del deudor o la paralizaci√≥n de las acciones de ejecuci√≥n, en los supuestos previstos en la legislaci√≥n concursal aunque ya estuvieran publicados los anuncios de la subasta del bien. En este caso solo se alzar√° la suspensi√≥n cuando se acredite, mediante testimonio de la resoluci√≥n del Juez del concurso, que los bienes o derechos no est√°n afectos, o no son necesarios para la continuidad de la actividad profesional o empresarial del deudor. Tambi√©n se alzar√° en su caso, cuando se presente la resoluci√≥n judicial que homologue el acuerdo alcanzado o la escritura p√ļblica o la certificaci√≥n que cierre el expediente junto con su comunicaci√≥n al Juez competente y al Registro P√ļblico Concursal.

d) Si se interpusiera demanda de tercer√≠a de dominio, acompa√Īando inexcusablemente con ella t√≠tulo de propiedad, anterior a la fecha del t√≠tulo en el que base la subasta. La suspensi√≥n subsistir√° hasta la resoluci√≥n de la tercer√≠a.

e) Si se acreditare que se ha iniciado un procedimiento de subasta sobre los mismos bienes o derechos. Siendo notarial, esta acreditación se realizará mediante copia autorizada o notificación de los sistemas informáticos del Consejo General del Notariado. Estos hechos podrán ponerse en conocimiento del Juzgado correspondiente, a juicio del Notario.

2. En los casos precedentes, si la causa de la suspensión afectare sólo a parte de los bienes o derechos comprendidos en la venta extrajudicial, podrá seguir el procedimiento respecto de los demás, si así lo solicitare el acreedor o promotor del procedimiento.

3. Para el caso de préstamos o créditos personales, o cualquier otro instrumento de financiación hipotecaria o no hipotecaria, sin perjuicio de lo previsto en su normativa especial, se suspenderá la venta extrajudicial cuando se acredite haber planteado ante el Juez competente el carácter abusivo o no transparente de alguna de las cláusulas que constituya el fundamento de la venta extrajudicial o que hubiese determinado la cantidad exigible. Una vez sustanciada la cuestión y siempre que, de acuerdo con la resolución judicial correspondiente, no se trate de una cláusula abusiva o no transparente que constituya el fundamento de la ejecución o hubiera determinado la cantidad exigible, el Notario podrá proseguir la venta extrajudicial a requerimiento del acreedor o promotor del mismo.

4. La suspensión de la subasta por un periodo superior a 15 días llevará consigo la liberación de las consignaciones o devolución de los avales prestados, retrotrayendo la situación al momento inmediatamente anterior a la publicación del anuncio. La reanudación de la subasta se realizará mediante una nueva publicación del anuncio y una nueva petición de información registral como si de una nueva subasta de tratase.

5. Tratándose de bienes registrables, si la reclamación del acreedor y la iniciación de la venta extrajudicial tuvieran su base en alguna causa que no sea el vencimiento del plazo o la falta de pago de intereses o de cualquier otra prestación a que estuviere obligado el deudor, se suspenderá dicho procedimiento siempre que con anterioridad a la subasta se hubiere hecho constar en el Registro de la Propiedad o de bienes muebles la oposición al mismo, formulada en juicio declarativo. A este efecto, el Juez, al mismo tiempo que ordene la anotación preventiva de la demanda, acordará que se notifique al Notario la resolución recaída.

Artículo 77.

Las subastas voluntarias podrán convocarse bajo condiciones particulares incluidas en el pliego de condiciones, debiendo éstas consignarse en el Portal de Subastas. Por ello, el solicitante, en el pliego de condiciones particulares, podrá aumentar, disminuir o suprimir la consignación electrónica previa y tomar cualquier otra determinación análoga a la expresada.

En todo lo demás, se aplicarán a las subastas voluntarias las reglas generales contenidas en el presente capítulo, sin sujeción de lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 74.

CAP√ćTULO VI

De los expedientes en materia mercantil

Sección 1.ª Del robo, hurto, extravío o destrucción de título-valor

Artículo 78.

1. Estarán legitimados para solicitar del Notario la adopción de las medidas previstas en la legislación mercantil en los casos de robo, hurto, extravío o destrucción de títulos-valores o representación de partes de socio los poseedores legítimos de estos títulos que hubieren sido desposeídos de los mismos o que hubieren sufrido su destrucción o extravío.

2. Ser√° competente para conocer de estos expedientes el Notario del lugar de pago cuando se trate de un t√≠tulo de cr√©dito; del lugar de dep√≥sito en el caso de t√≠tulos de dep√≥sito; o el del lugar del domicilio de la entidad emisora cuando los t√≠tulos fueran valores mobiliarios, seg√ļn proceda.

3. El Notario, tras aceptar la solicitud del legitimado y previo examen de la misma, dando fe de la identidad y apreciando la capacidad del promotor y la legitimidad para instarla, lo comunicar√°, mediante requerimiento, al emisor de los t√≠tulos y, si se tratara de un t√≠tulo cotizable, a la Sociedad Rectora de la Bolsa correspondiente, y solicitar√° la publicaci√≥n en la secci√≥n correspondiente del “Bolet√≠n Oficial del Estado” y en un peri√≥dico de gran circulaci√≥n en su provincia. Tanto en el requerimiento como en los anuncios se citar√° a quien pueda estar interesado en el procedimiento para que comparezca en la Notar√≠a en el d√≠a y hora que se se√Īalen.

4. Si compareciera, el Notario levantar√° acta de la celebraci√≥n de la comparecencia y, de conformidad con lo solicitado, instar√° al promotor del expediente y al emisor de los t√≠tulos a que no procedan a su negociaci√≥n o trasmisi√≥n, as√≠ como a la suspensi√≥n del cumplimiento de la obligaci√≥n de pago documentada en el t√≠tulo o del pago del capital, intereses o dividendos, o bien al dep√≥sito de las mercanc√≠as, seg√ļn proceda en atenci√≥n al t√≠tulo de que se trate.

5. Sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado anterior, cuando se tratase de un t√≠tulo de tradici√≥n, no proceder√° el dep√≥sito de las mercanc√≠as si fueran de imposible, dif√≠cil o muy costosa conservaci√≥n o corrieran el peligro de sufrir grave deterioro o de disminuir considerablemente de valor. En ese caso, el Notario instar√° al porteador o al depositario, previa audiencia del tenedor del t√≠tulo, que entregue las mercanc√≠as al solicitante si √©ste hubiera prestado cauci√≥n suficiente por el valor de las mercanc√≠as depositadas m√°s la eventual indemnizaci√≥n de los da√Īos y perjuicios al tenedor del t√≠tulo si se acreditara posteriormente que el solicitante no ten√≠a derecho a la entrega.

6. A petición del solicitante, el Notario podrá nombrar un administrador para el ejercicio de los derechos de asistencia y de voto a las juntas generales y especiales de accionistas correspondientes a los títulos que fueran valores mobiliarios, así como para la impugnación de los acuerdos sociales. La retribución del nombrado correrá a cargo del solicitante.

7. Transcurrido el plazo de seis meses sin que se haya suscitado controversia, el Notario autorizará al que promovió el expediente a cobrar los rendimientos que produzca el título, requiriendo, a su instancia, al emisor para que proceda a su pago.

8. Transcurrido el plazo de un a√Īo sin mediar oposici√≥n, el Notario requerir√° al emisor para que expida los nuevos t√≠tulos, que se entregar√°n al solicitante.

9. En ning√ļn caso proceder√° la anulaci√≥n del t√≠tulo o t√≠tulos, si el tenedor actual que formule oposici√≥n los hubiera adquirido de buena fe conforme a la ley de circulaci√≥n del propio t√≠tulo.

10. En caso de que no fuera procedente la anulación del título o títulos, quien hubiera sido tenedor legítimo en el momento de la pérdida de la posesión tendrá las acciones civiles o penales que correspondan contra aquella persona que hubiera adquirido de mala fe la posesión del documento.

Sección 2.ª De los depósitos en materia mercantil y de la venta de los bienes depositados

Artículo 79.

1. En todos aquellos casos en que, por disposición legal o pacto, proceda el depósito de bienes muebles, valores o efectos mercantiles, podrá realizarse ante Notario mediante acta de depósito, de conformidad con lo dispuesto en la presente Ley y en su reglamento de ejecución.

2. Si el depósito consistiere en letras de cambio u otros efectos que se pudieran perjudicar por su no presentación en ciertas fechas a la aceptación o al pago, el Notario, a instancias del depositante, podrá proceder a realizar dicha presentación. En caso de serle satisfecho el importe, quedará sustituido el depósito de los efectos por su importe en dinero.

3. En todos los casos en que, por la legislaci√≥n mercantil, se permita la venta de los bienes o efectos depositados, el Notario, a instancia del depositante o del propio depositario, podr√° convocar y proceder a la venta de los bienes. A ese efecto se proceder√° seg√ļn lo previsto en esta Ley para las actas notariales de subasta, y se dar√° al importe obtenido el destino establecido en la legislaci√≥n mercantil.

Sección 3.ª Del nombramiento de peritos en los contratos de seguros

Artículo 80.

1. Se aplicar√° el procedimiento regulado en este art√≠culo cuando en el contrato de seguro, conforme a su legislaci√≥n espec√≠fica, no haya acuerdo entre los peritos nombrados por el asegurador y el asegurado para determinar los da√Īos producidos, y aqu√©llos no est√©n conformes con la designaci√≥n de un tercero.

2. La competencia para proceder al nombramiento corresponderá al Notario al que acudan de mutuo acuerdo el asegurado y la aseguradora. En defecto de acuerdo, cualquiera entre los que tengan su residencia en el lugar del domicilio o residencia habitual del asegurado o donde se encuentre el objeto de la valoración, a elección del requirente. También podrá elegir a un Notario de un distrito colindante a los anteriores.

3. Podr√° promover este expediente cualquiera de las partes del contrato de seguro o ambas conjuntamente.

4. Se iniciar√° el expediente mediante escrito presentado por cualquiera de los interesados, en que se har√° constar el hecho de la discordia de los peritos designados para valorar los da√Īos sufridos, y se solicitar√° el nombramiento de un tercer perito. Al escrito se acompa√Īar√° la p√≥liza de seguro y los dict√°menes de los peritos.

5. Admitida a trámite la solicitud por el Notario, éste convocará a una comparecencia a fin de que los interesados se pongan de acuerdo en el nombramiento de otro perito; si no hubiere acuerdo, se procederá a nombrarlo con arreglo a lo dispuesto en el artículo 50.

6. Verificado el nombramiento, se hará saber al designado para que manifieste si lo acepta o no, lo que podrá realizar alegando justa causa. Una vez aceptado, se proveerá el consiguiente nombramiento, requiriendo a las partes para que en tres días hagan la provisión de fondos que se considere necesaria, debiendo el perito emitir el dictamen en el plazo previsto por las partes y, en su defecto, en el plazo de treinta días a partir de la aceptación del nombramiento. Emitido el dictamen, se incorporará al acta y se dará por finalizada.

CAP√ćTULO VII

De los expedientes de conciliación

Artículo 81.

1. Podrá realizarse ante Notario la conciliación de los distintos intereses de los otorgantes con la finalidad de alcanzar un acuerdo extrajudicial.

2. La conciliación podrá realizarse sobre cualquier controversia contractual, mercantil, sucesoria o familiar siempre que no recaiga sobre materia indisponible.

Las cuestiones previstas en la Ley Concursal no podr√°n conciliarse siguiendo este tr√°mite.

Son indisponibles:

a) Las cuestiones en las que se encuentren interesados los menores y las personas con capacidad modificada judicialmente para la libre administración de sus bienes.

b) Las cuestiones en las que est√©n interesados el Estado, las Comunidades Aut√≥nomas y las dem√°s Administraciones p√ļblicas, Corporaciones o Instituciones de igual naturaleza.

c) Los juicios sobre responsabilidad civil contra Jueces y Magistrados.

d) En general, los acuerdos que se pretendan sobre materias no susceptibles de transacción ni compromiso.

Artículo 82.

1. La escritura p√ļblica que formalice la avenencia entre los interesados o, en su caso, que se intent√≥ sin efecto o avenencia se someter√° a los requisitos de autorizaci√≥n establecidos en la legislaci√≥n notarial.

2. Si hubiere conformidad entre los interesados en todo o en parte del objeto de la conciliaci√≥n, se har√° constar detalladamente en la escritura p√ļblica todo cuanto acuerden y que el acto termin√≥ con avenencia as√≠ como los t√©rminos de la misma. Si no pudiere conseguirse acuerdo alguno, se har√° constar que el acto termin√≥ sin avenencia.

3. La modificaci√≥n del contenido pactado habr√° de constar, asimismo, en escritura p√ļblica notarial siempre que no se hubiere iniciado la ejecuci√≥n judicial.

Artículo 83.

1. La escritura p√ļblica notarial que formalice la conciliaci√≥n gozar√° en general de la eficacia de un instrumento p√ļblico y, en especial, estar√° dotada de eficacia ejecutiva en los t√©rminos del n√ļmero¬†9.¬ļ del apartado¬†2 del art√≠culo¬†517 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. La ejecuci√≥n se verificar√° conforme a lo previsto para los t√≠tulos ejecutivos extrajudiciales.

2. Cualquiera de las partes podr√° solicitar del Notario copia autorizada dotada de car√°cter ejecutivo en tanto no conste en la matriz nota relativa a la modificaci√≥n de su contenido o su ejecuci√≥n.¬Ľ

Disposición adicional primera. Referencias al Código Civil.

Las referencias realizadas en esta Ley al Código Civil deberán entenderse realizadas, en su caso, también a las leyes civiles forales o especiales allí donde existan.

  

Disposiciones transitorias

Primera.

No obstante la incompatibilidad establecida en el art√≠culo 16 de esta Ley, los Escribanos y Notarios que actualmente, adem√°s de sus Escriban√≠as, intervienen en los actos judiciales, continuar√°n desempe√Īando uno y otro cargo mientras no vacaren natural o legalmente.

 

Segunda.

Los dep√≥sitos de escrituras p√ļblicas que hoy existieren en poder de particulares pasar√°n al archivo de las Notar√≠as que el Gobierno designe, previas las formalidades del caso y las indemnizaciones que procedan.

 

Tercera.

Se reincorporar√°n al Estado desde luego, previa indemnizaci√≥n, todos los oficios de fe p√ļblica enajenados vacantes en la actualidad, y los que no lo estuvieren a medida que fueren vacando.

 

Cuarta.

Los due√Īos de los oficios de la fe p√ļblica enajenados o confirmados con la cl√°usula de reversi√≥n a la Corona por el precio de egresi√≥n u otra cantidad determinada, ser√°n indemnizados con arreglo a dicha cl√°usula.

Los dem√°s due√Īos de oficios enajenados recibir√°n por indemnizaci√≥n: primero, el importe de la egresi√≥n y confirmaci√≥n; segundo, la cantidad que conste satisfecha por suplemento.

Las corporaciones poseedoras de tales oficios, cuyos gastos no se satisfagan por los presupuestos del Estado, se considerarán comprendidas en el párrafo anterior si no han sido indemnizadas con la creación de otros oficios análogos.

En casos de duda, el Gobierno decidir√°, oyendo al Consejo de estado o a alguna de sus Secciones, y dejando a los interesados los recursos de derecho para ante el propio Consejo.

 

Quinta.

El derecho a la indemnización se declarará por el Ministerio de Gracia y Justicia. Las indemnizaciones se abonarán por el Ministerio de Hacienda.

 

Sexta.

Los due√Īos de oficios enajenados que renuncien en debida forma la indemnizaci√≥n de que tratan las disposiciones anteriores tendr√°n el derecho de presentar para s√≠, o de presentar por una sola vez en las Notar√≠as que en los mismos pueblos o distrito reemplacen a los oficios suprimidos, a persona que re√ļna todos los requisitos prescritos en el art√≠culo 10 de esta Ley. En este caso, los due√Īos o los as√≠ presentados no entrar√°n por oposici√≥n, pero sufrir√°n un examen riguroso en la forma que el Gobierno determine por regla general. Si el due√Īo o propuesto no re√ļne las circunstancias requeridas, o no obtuviese aprobaci√≥n en el examen, podr√° hacerse nueva presentaci√≥n.

 

Séptima.

Los nombramientos para Notar√≠as vacantes, hechos con anterioridad a la publicaci√≥n de esta Ley por las corporaciones o particulares que ten√≠an este derecho, surtir√°n su efecto sin embargo de lo dispuesto en los art√≠culos 7.¬į y 3.¬į, quedando sujetos los nombrados a las dem√°s prescripciones de la misma Ley.

Las Notarías a que se refieran estos nombramientos no estarán en el caso de reincorporarse al Estado hasta nueva vacante.

 

Octava.

Los Notarios nombrados con arreglo a esta Ley podrán ser autorizados por el Gobierno para servir en comisión las Escribanías de los Juzgados de primera instancia en los partidos en que la necesidad lo exija hasta que se publique la Ley de organización judicial, o se disponga lo conveniente sobre Escribanos actuarios.

 

Novena.

Quedan dispensados de los ejercicios de oposici√≥n que establece el art√≠culo 12 de esta Ley los pasantes o aspirantes matriculados en los antiguos Colegios de Notarios antes del 18 de Octubre de 1838 que tienen derechos adquiridos a las plazas que resulten vacantes en sus respectivos Colegios, a quienes se declara con preferencia para obtener dichas plazas a medida que vacaren y por el orden de antig√ľedad en los aspirantes matriculados, que deber√°n probar su aptitud, sujet√°ndose a un riguroso examen en la forma que dispondr√° el Gobierno, a no haber sido ya examinados y aprobados por las Audiencias al tiempo de publicarse esta Ley.

 

Décima.

El Gobierno queda autorizado para resolver las dudas que ocurran, previa audiencia del Consejo de Estado o de alguna de sus secciones.

 

Undécima.

Hasta que los avances tecnol√≥gicos hagan posible que la matriz u original del documento notarial se autorice o intervenga y se conserve en soporte electr√≥nico, la regulaci√≥n del documento p√ļblico electr√≥nico contenida en este art√≠culo se entender√° aplicable exclusivamente a las copias de las matrices de escrituras y actas as√≠ como, en su caso, a la reproducci√≥n de las p√≥lizas intervenidas.

  • En vigor a partir del 01/01/2002Se a√Īade por el art. 115.2 de la Ley 24/2001, de 27 de diciembre.¬†Ref. BOE-A-2001-24965.

 

Por tanto:

Mandamos a todos los Tribunales, Justicias, Jefes, Gobernadores y demás autoridades, así civiles como Militares y Eclesiásticas, de cualquiera clase y dignidad, que guarden y hagan guadar, cumplir y ejecutar la presente ley en todas sus partes.

Dado en Palacio a veintiocho de mayo de mil ochocientos sesenta y dos.

Yo la Reina

El Ministro de Gracia y Justicia,

SANTIAGO FERN√ĀNDEZ NEGRETE

 

 

ENLACES:

REGLAMENTO NOTARIAL

TRABAJOS REGLAMENTO NOTARIAL

JURISDICCI√ďN VOLUNTARIA

TEXTO CONSOLIDADO DE LA LEY EN EL BOE

 

NORMAS:   Cuadro general.     Por meses.     + Destacadas

NORMAS: ¬† Res√ļmenes 2002 ‚Äď 2016.¬† ¬†Futuras.¬† ¬†Consumo

NORMAS:   Tratados internacionales,  Derecho Foral,  Unión Europea

RESOLUCIONES: ¬† ¬†Por meses. ¬† Por titulares.¬† √ćndice Juan Carlos Casas

WEB:   Qué ofrecemos  NyR, página de inicio   Ideario

CASOS PR√ĀCTICOS: ¬† Madrid y Bilbao.¬† ¬† Internacional.

IR ARRIBA

Print Friendly
Compartir en:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedInPrint this page

Deja un comentario