Instamanis: la exposición de menores en las redes sociales pos sus padres.

Opositores a Judicaturas: ¿alguien se acuerda ellos?

Admin, 30/06/2017

 

OPOSITORES, ¿ALGUIEN SE ACUERDA ELLOS?

 

Escarlata Gutiérrez Mayo, Fiscal 

@escar_gm

 

 

Me gustaría hablar de un colectivo “olvidado” en la sociedad, el de los opositores. Mi intención es explicar, desde mi estricto punto de vista personal, en qué consiste opositar. Para ello me basaré en mi experiencia personal. Yo oposité a “judicaturas” desde octubre de 2008 hasta junio de 2012, cuando aprobé la oposición.

Quien ha sido o ha tenido cerca a un opositor, de la oposición que sea, no necesitará leer estas líneas para entenderme, ya que es imposible plasmar en ellas lo que se pasa opositando, pero espero que sirvan para dar algo de visibilidad a un importante y olvidado sector de la población.

Creo que en ningún otro país de nuestro entorno se sigue un sistema de acceso a la función pública como el nuestro. Este sistema requiere años de preparación que son costeados íntegramente por el opositor (y su familia) y nada garantiza que finalmente se consiga la plaza.

 

¿En qué consiste la oposición a “judicaturas”?

La oposición a judicaturas está compuesta por 3 ejercicios: un tipo test y 2 ejercicios orales. Nos examinamos de un total de 320 temas (según la última convocatoria de 2016)

Esos temas y los artículos de los distintos textos legales se tienen que aprender de memoria y literalmente para luego “cantarlos” en el momento del examen. Cuando estuve de intercambio en Lisboa con jueces y fiscales portugueses y franceses, y les contábamos nuestro sistema de oposición nos preguntaban si no teníamos códigos para poder consultarlos y por eso nos aprendíamos los artículos de memoria. A día de hoy yo me pregunto lo mismo.

 

¿Es un buen sistema para garantizar que entran “los mejores”?

Es curioso que cuando estamos en la carrera u opositando hablamos mucho sobre los cambios que necesita el sistema de acceso a la función pública, pero cuando aprobamos nos olvidamos completamente del tema y a ninguna asociación profesional de funcionarios le he visto hacer reivindicaciones en este sentido. Bastante tienen con pedir que nos convoquen oposiciones, que no es poco.

En mi opinión, el sistema de oposición a judicaturas, en términos generales, garantiza que entre gente muy buena, pero a un altísimo coste personal y material. Igualmente deja fuera a gente que se merecería estar dentro. Desde mi punto de vista, sería más oportuno un sistema donde primase el estudio mediante la comprensión y no la literalidad, con los mismos temas, pero con ejercicios de compresión y desarrollo y con al menos un ejercicio práctico. Sería conveniente, además, que la oposición estuviese ideada para prepararla en 1 ó 2 años como máximo y después se hiciese un período de formación (teórica y práctica) CONJUNTA entre jueces y fiscales. Superado ese período sería cuando optásemos por una u otra carrera (como ocurre en otros países como Francia), ya que en la actualidad, desde que apruebas, te dan como mucho una semana (en mi caso 2 días) para elegir ser juez o fiscal, sin poder tener un previo conocimiento práctico de una y otra labor.

 

¿Cuánto estudiaba en mi oposición?

Yo estudiaba de lunes a sábado, una media 9 ó 10 diarias. Es difícil saber el número de horas de estudio diario porque hay días que cunde más que otros, de modo que puedes estar 12 horas sentada delante de los folios y que sólo te cundan 4, o estar menos tiempo pero que te cunda mucho más.

Cuando se acercaba la época de los exámenes y todo el tiempo que éstos duraban (aproximadamente 1 año) estudiaba TODOS los días unas 16 horas o a veces más. Vuelvo la vista atrás y no sé cómo pude hacerlo, cómo pude sacar fuerzas de donde no las tenía para estudiar otro tema más antes de acostarme, para madrugar cuando apenas había dormido, para estar no se ni cuantos días sin descansar y sin vacaciones y para mantener el ánimo cuando no ves luz después del túnel.

 

¿Cuánto se tarda en aprobar?

El tiempo varía mucho de unos opositores a otros, pero cuando yo preparaba la media eran unos 5 años. En la actualidad esa media ha tenido que subir forzosamente ya que están sacando muchas menos plazas y están suprimiendo convocatorias, provocando un gran tapón en el cuerpo de opositores, teniendo muchos de ellos que abandonar la preparación sin haber tenido siquiera ocasión de llegar a examinarse de ningún oral. No entiendo cómo pueden permitirse no convocar oposiciones con la falta tan grande de medios personales que tenemos en el ámbito judicial, ni el sentido de maltratar de ese modo al cuerpo de opositores. Como he leído recientemente, la justicia empieza por practicarla con los opositores.

 

¿Compensa opositar?

Opositar sólo compensa si tienes una fuerte vocación pública. Es decir, yo sólo recomendaría opositar a alguien que tuviese muy claro que quiere ejercer una determinada profesión pública y no le importa hacer un gran sacrificio para conseguirlo. A quien lo haga sólo por conseguir un trabajo fijo no se lo recomiendo, ya que es tan grande el coste de la oposición, material, moral y personal, y su beneficio es más bien escaso, debido a que los sueldos no son muy altos y las condiciones en que desempañamos nuestras funciones muchas veces precarias.

A esto hay que sumar que los opositores no tienen derechos, no son trabajadores ni estudiantes, no tienen derecho a la seguridad social (en su caso estarán como beneficiarios de algún familiar), por supuesto no cobran, no reciben prácticamente ninguna ayuda económica ni de ningún tipo, “todo” corre por su cuenta. Y eso que están invirtiendo su tiempo y su dinero en una formación que, en caso de aprobar, va a revertir en la función pública.

 

¿Qué pasa con los opositores que no aprueban?

Tengo un caso muy cercano de un opositor que estuvo preparando 8 años notarías y no aprobó, mi marido, quien me ha permitido contar su historia.

Mi marido estudió desde septiembre de 2002 hasta noviembre de 2010. En esos 8 años sólo se pudo presentar en 3 ocasiones y en las 3 aprobó el primer oral (que es el ejercicio más duro de su oposición), pero suspendió el siguiente oral. La última vez que suspendió decidió dejar la oposición y fue la mejor decisión que pudo tomar. Desde el día siguiente de su decisión estaba liberado. Fue una época muy dura por la incertidumbre laboral, ya que tenía 32 años y ninguna experiencia que poner en el CV. En febrero ya encontró su primer trabajo que compaginó con un máster y a partir de entonces le ha ido muy bien en el mercado laboral, así que está feliz. Aunque no se apruebe la oposición, hay luz después del túnel.

 

Opositores, me gustaría deciros 3 cosas:

Lo primero y más importante, GRACIAS por el sacrificio que estáis haciendo por el bien común, GRACIAS por el tiempo y dinero que estáis invirtiendo en vuestra formación y GRACIAS por elegir servir al Estado y proteger los intereses de los ciudadanos, pese a que ganaréis menos que en el ámbito privado y a que en muchas ocasiones no os van a agradecer vuestro trabajo y sacrificio.

Lo segundo, MUCHO ÁNIMO con vuestra preparación, seguid estudiando día a día, paso a paso, aunque parezca imposible se puede conseguir, el esfuerzo tiene su recompensa. Aunque no convoquen oposiciones no os desaniméis, las acabarán convocando y ahí estaréis vosotros para conseguir aquello por lo que tanto tiempo lleváis luchando.

Por último, si al final no conseguís aprobar NO ES EL FIN DEL MUNDO. NO habéis perdido ni habéis fracasado, una retirada a tiempo es una victoria. Es importante saber cuándo se ha llegado al tope de lo que se puede aguantar y es hora de buscar otros caminos. Los años que habéis pasado estudiando NO los habéis tirado a la basura, la formación que habéis conseguido sigue ahí, aunque os cuente creerlo. Es importante que os valoréis y creáis en vosotros mismos, en cualquier trabajo van a estar encantados de contar con vosotros, pese a que no tengáis experiencia, solo tenéis que creer en vosotros mismos.

 

ENLACES:

¿EN QUÉ CONSISTE SER FISCAL?

INSTAMAMIS: LA EXPOSICIÓN DE MENORES EN LAS REDES SOCIALES POR SUS PROGENITORES.

OPOSITORES: VARIOS

SECCIÓN OPOSITORES

SECCIÓN OPINIÓN

TWITTER DE ESCARLATA

 

NORMAS:   Cuadro general.     Por meses.     + Destacadas

NORMAS:   Resúmenes 2002 – 2017.   Futuras.   Consumo

NORMAS:   Tratados internacionales,  Derecho Foral,  Unión Europea

RESOLUCIONES:    Por meses.   Por titulares.  Índice Juan Carlos Casas

WEB:   Qué ofrecemos  NyR, página de inicio   Ideario

CASOS PRÁCTICOS:   Madrid y Bilbao.    Internacional.

 

 Opositores: ¿alguien se acuerda ellos?

Print Friendly, PDF & Email

Nuestros lectores opinan

  1. mario.lventura

    Creo que es muy importante lo que dice respecto al fracaso, pero en las oposiciones no hay intermedio (o se saca o no). Creo que habría que hablar también de los sistemas de preparación que siguen siendo muy tradicionales. Al final los sistemas de toda la vida Carperi o CEF siguen siendo los mismos, incluso con el mismo diseño de libros. Luego están algunos más modernos como Siglo XXII Legal y su campus online. Por otro lado, la preparación de judicatura adolece de caso práctico y de idiomas, creo que serán los próximos retos de la oposición (sin hablar ya de habilidades digitales).

Deja un comentario